viernes, 8 de septiembre de 2017

Frío en El Molinón: Sporting B - Racing


El ambiente del Sporting-Oviedo del sábado no tendrá nada que ver con el que se encontrará el Racing en El Molinón el domingo a la seis de la tarde para medirse al filial de los gijoneses.


De la euforia a la resaca, del calor al frío, también de un racinguismo algo gélido. El fracaso final ante el Barcelona B, una temporada muy larga que acaba de comenzar, la eliminación copera y la derrota en casa ante el Mirandés han congelado a unos aficionados cántabros que habitualmente se conforman con muy poco… El invierno ha llegado. De las 1.800 entradas que envío el club asturiano para vender en las taquillas de El Sardinero, 1.500 de adulto, apenas se han vendido poco más de 300. De un previsible desplazamiento masivo a El Molinón se ha pasado a un ya veremos cómo avanza la temporada y al “me da mucha pereza”.

La pasada jornada incluso hubo pitos en las gradas de los Campos de Sport hasta en tres ocasiones. Señal de cierto hastío. Parece que el ambiente de racinguismo se cocinará esta temporada a fuego lento, pero al final seguro que la afición cántabra estará lista y sabrosa en el plato a la hora de comer el ascenso.

Para Ángel Viadero todo tiene una explicación sencilla: “Hemos analizado las dos derrotas sufridas y sin poner excusas tienen su porqué. El equipo estaba cogido con alfileres en ambos encuentros y ahora está mucho mejor. Llegamos al partido de Copa del Rey con muchas bajas, sobre todo en la parte delantera, y ante el Club Deportivo Mirandés merecimos mejor suerte. Fue un accidente porque hicimos muchas cosas buenas durante el encuentro para haber obtenido un mejor resultado”. Es posible que haya también otras causas y su equipo todavía está en fase de rodaje o no termine de acoplarse, lo cierto es que el técnico tendrá esta semana a todos sus hombres disponibles y en mejor forma salvo el sancionado Antonio Tomás.


Viadero habla con Juanjo Expósito al finalizar
el entrenamiento vespertino del miércoles
Un posible once del Racing estaría formado por Iván Crespo bajo palos con Córcoles, Regalón, Gonzalo y Julen en defensa; el centro del campo estaría formado por Quique Rivero y Granero con Óscar y Héber Pena en las bandas y la pareja de ataque será Dani Aquino y Juanjo Expósito. César Díaz y Álex García se quedarían agazapados en el banquillo como armas de destrucción masiva para la segunda mitad, sobre todo teniendo en cuenta que el delantero de Ontaneda todavía no está para disputar un encuentro completo.



El Sporting B no será ninguna perita en dulce ni pondrá corazoncitos rojos en el vestuario, de hecho el equipo asturiano lleva seis puntos, los mismos que el Racing. Es un conjunto que juega muy bien y que tiene a varios futbolistas de mucha calidad como Pedro Díaz o Nacho Méndez, sin olvidarse del instagramer Isma Cerro con ganas de demostrar ante su ex equipo que puede tener hueco en el fútbol profesional. También comete errores de filial, se descolan con facilidad y dejan demasiados espacios... Un nuevo tropiezo sería dramático para una escuadra que aspira a ser primera de grupo.

Arbitra la contienda el coruñés Javier Iglesias Villanueva, un veterano de 2ªB de cierta fiabilidad tras la traca vivida la semana pasada. Con 34 años lleva ya 11 campañas en la categoría y la pasada temporada pitó en la fase de ascenso una de las eliminatorias de campeones, Cultural Leonesa 2 - Barcelona B 1.  Al Racing le arbitró en el Hermanos Antuña de Mieres, 2-3, la temporada pasada y curiosamente hace tres campañaspitó también el Sporting B – Racing en El Molinón con Munitis en el banquillo de la escuadra montañesa. Ganaron los santanderinos 0-2. Un buen augurio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario