domingo, 8 de octubre de 2017

Racing 1 – Athletic B 0: Victoria en este valle de lágrimas


El Racing ganó llorando, a lágrima viva, por la mínima y sufriendo lastimosamente. Acudir a los Campos de El Sardinero esta temporada es adentrarse en un valle de lágrimas.


El 1-0 al Bilbao Athletic fue  un triunfo pobre y tristón. El único gol fue más un fallo del gigantón Hodei Oleaga que acierto de Quique Rivero. El equipo que entrena Ángel Viadero no tuvo la posesión ni creo grandes ocasiones… Terminó pidiendo la hora y perdiendo tiempo en cada acción. Iván Crespo con dos grandes paradas evitó la debacle ante un filial muy joven que venía con ausencias importantes. Las conclusiones no pueden ser positivas, la crisis de juega y identidad sigue latente. Menos mal que se gana, que se sigue arriba –el Racing sigue cuarto– y que hay tiempo por delante para ir mejorando.



Empezó bien el Racing, incluso con Heber por la derecha. La idea era triangular más en el centro del campo y mover el balón con cierta velocidad para terminar en las bandas y que hubiera delanteros en el área para recibir esos centros. El abecé. A los once minutos todo se puso de cara con un disparo de Quique Rivero desde la frontal que se comió Oleaga. El gigante, de 1,98 y 20 años, debutaba con el B y no estuvo acertado en su primera intervención. Quizá el sol o el bote le jugaron una mala pasada. Normal. Menos mal que Celades se había llevado con su sub-21 a Unai Simón.

Con el 1-0 el Racing se fue relajando hasta perder la conciencia. Un error de Regalón, al que se le enredó el balón entre los pies dentro del área, dejó a Asier Benito solo delante de Iván Crespo. El guardameta de Viveda salvó el gol cantado con la pierna a la media hora de juego. Esa ocasión espoleó a los vascos, a los que dieron barra libre para atacar. El conjunto local solamente llevó peligro a balón parado y dejó la posesión y el centro del campo a un filial que se fue creciendo. La primera parte terminó con un disparo desde la frontal de Íñigo Vicente al que dieron todo el tiempo de mundo para colocarse el balón. Menos mal que su disparo ajustado se perdió cerca del poste. Un remate de Álex de cabeza, que se marchó por encima del larguero, tras una falta botada por Aquino fue la acción más peligrosa de los cántabros, poco antes de ese disparo de Vicente.

La segunda mitad comenzó con un resbalón de Granero que casi ocasiona más de un infarto. El valenciano se rehízo bien y tocó lo justo para dar el balón a Crespo. El Racing estaba nervioso y los pases no llegaban a destino casi nunca. Íñigo Muñoz se internó por la derecha y su centro se paseó por el área pequeña sin que nadie llegara por muy poco… Fue otra ocasión clarísima de un rival que comenzaba a creer que podía marcar y que estaba siendo mejor. La posesión era vasca y el balón le quemaba a los locales. En el minuto 64 Crespo blocó en dos tiempos un disparo de Asier Benito. Al Athletic B le faltaba gol, pero el resto lo hacía todo bien. Ni los cambios ni el trivote en la media arreglaban el desastre. El Racing buscaba la contra como remedio y perdía tiempo en cada saque… No llegó ese gol al contragolpe, aunque el colegiado no señaló una falta al borde del área clarísima sobre Heber Pena. Podía ser o no penalti parece fuera, pero lo que era seguro era falta sobre el gallego y amarilla al rival, Jesús Areso. En el 74 Heber se fue de todos para disparar demasiado cruzado. El gallego por la izquierda resulta letal.

El Bilbao Athletic seguía siendo dueño y señor de la pelota lo que generaba mucha tensión en el área racinguista. La tragedia rondaba El Sardinero. En el minuto 77 Iván Crespo salvó un remate a bocajarro en dos tiempos tras un saque de esquina.


Con ese penar de angustias, con la mochila llena de pierdas, se alcanzó el final del duelo sin más quebraderos de cabeza. Tres puntos inmerecidos, pero igual de válidos que son de oro. Todo es mejorar… en este valle de lágrimas.

Fran Díez




Racing, 1: Iván Crespo, Gándara, Julen, Regalón, Borja Granero, Antonio Tomás (Sergio Ruiz, 59), Heber, Quique Rivero, Juanjo (César Díaz, 58), Dani Aquino y Alex García (Javi Cobo, 70).

Athletic B, 0: Hodei, Areso, López, Oscar Gil, Unai Bilbao, Tarsi, Íñigo Muñoz (Larrazábal, 83), Nolaskoain (Jon Ander, 78), Benito (Víctor, 78), Iñigo Vicente y Guruzeta.

Gol: 1-0, minuto 10: Quique Rivero de potente disparo cruzado desde la frontal. Al guardameta rival le pasa el balón entre los brazos. Más error del portero que otra cosa.

Árbitro: Miguel Sesma Espinosa (Comité riojano). Mostró tarjetas amarillas a Alex García y Heber, por parte local y a Óscar Gil del Athletic.

Incidencias: Sol y buena temperatura. Césped en perfecto estado. 7.701 espectadores. Hubo pitos al conjunto local en algunos tramos del choque. La Gradona mostró un gran tifo antes del encuentro con un niño a hombros de su padre y la frase: “Lo aprendimos de nuestros padres”.

3 comentarios:

  1. Lo que llevo diciendo ya desde hace tiempo a quien lo quiera escuchar: la defensa de este año no es la que el Racing necesita para poder ser campeón. Como los laterales son los mismos que el año pasado, año en el que tan sólo encajamos veinte goles, parece claro que el problema está en el centro. Ayer, contra el Bilbao Athletic, los desajustes defensivos fueron constantes y si el equipo vasco no marcó fue por pura suerte y por la actuación de Iván Crespo. Por mi parte, yo ya estoy esperando a que el equipo se rehaga en enero. Dos centrales y un "nueve" al estilo de Abdón Prats me parecen totalmente necesarios si queremos tener opciones de ascender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que llevo diciendo ya desde hace tiempo a quien lo quiera escuchar:los que vais de entrenadores del comunión y os pensáis que sabéis más que el entrenador sois la mayor escoria del fútbol y sobrais

      Eliminar
  2. A Heber le tienen enfilado. Ya son varias veces que no pitan faltas o penaltis.

    ResponderEliminar