lunes, 30 de octubre de 2017

Todo es susceptible de empeorar


El Racing está mal, pero cualquier situación, por mala que sea, es susceptible de empeorar. A la dolorosa derrota ante el Amorebieta se suma ahora la baja de Gonzalo de la Fuente. El equipo se mantiene en puestos de fase de ascenso, pero parece que sin rumbo claro.

El líder, el Mirandés, se ha escapado ya con siete punto de ventaja. Una derrota el miércoles ante el Burgos, que lleva cinco partidos consecutivos firmando tablas, dejaría a Ángel Viadero en el disparadero… Quizá, hasta destituido, aunque no hay margen para encontrar otro entrenador con partido el domingo a las cinco en Mieres. En principio, en el club no conciben otro escenario que no sea la victoria ante los burgaleses…

A los malos resultados y las penosas sensaciones se suman las bajas. El central Gonzalo de la Fuente sufre una hiperextensión en la rodilla derecha. Todavía no está descartado definitivamente para el encuentro del miércoles. A Julen Castañeda también se le han practicado pruebas de imagen, pero no se le ha incluido en el parte médico.

Son baja por lesión Córcoles, Regalón y Javi Gómez. Viadero tendrá que remodelar toda la zaga otra vez. A esto se suman jugadores con diversas dolencias o que no terminan de estar al cien por cien. Álex García continúa recuperándose de la elongación que padece en el bíceps femoral de la pierna derecha. Juanjo y Antonio Tomás deben ir rodándose todavía… En fin, todo el Racing está cogido con pinzas.

Con este panorama se vuelve a plantear la necesidad de traer fichajes antes del mercado de invierno, incluso aquellos que se habían descartado completamente y que están fuera de forma, como el del central vasco Álex Quintanilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario