martes, 31 de octubre de 2017

Un partido tenso


Un invitado incómodo en casa para el té de las cinco y tensiones familiares. El Día de Todos los Santos será duro para el Racing, esperemos que la visita al cementerio sea de ida y vuelta… Para enterrar al Burgos.

Ángel Viadero se juega el puesto o casi. Una derrota le dejaría fuera, pese a que el domingo vuelve a haber partido en Mierés. Así de "cargado" está el entorno a estas alturas del campeonato. No habría más opciones. El público de El Sardinero está quemado y no se deja amodorrar por los videomarcadores. El técnico santanderino cuenta con cinco bajas y tendrá que “inventar” una defensa nueva. A perro flaco todo son pulgas.

Son baja por lesión Regalón, Córcoles, Gonzalo, Álex García y Javi Gómez por lo que han entrado los defensas canteranos Juan Gutiérrez, Miguel Goñi y Ángel Pardo –un jugador de banda izquierda que sale de una lesión larga–. También Pau Miguélez está convocado. Viadero baraja varias opciones con Granero o sin él en el centro de la zaga o incluso con Sergio Ruiz en el lateral derecho.

El Burgos CF llega de empatar a uno en El Plantío hace 48 horas con el Sporting B. Es el quinto empate consecutivo en liga. También han jugado la semana pasada la final de la Copa Federación de Castilla-León en Ávila, aunque con futbolistas menos habituales. Los de Patxi Salinas vencieron la final ante los abulenses y siguen adelante en una competición que no hace mucha gracia al técnico vasco.

El Burgos tiene un punto más que el Racing  y permanece invicto. Con una plantilla totalmente nueva han logrado convertirse en favoritos a disputar la fase de ascenso a Segunda. Destaca sobre todo la fortaleza defensiva del conjunto blanquinegra. Salinas tiene a toda su plantilla disponible, aunque con las típicas molestias de un calendario cargado por la Copa RFEF.

"Hasta el día de hoy, creo que ningún equipo ha sido superior al nuestro. Ninguno", aseguraba hoy el técnico de los burgaleses. Tanto Racing –12 goles– como Burgos –7 dianas tienen problemas ofensivos. En las filas de los castellanos hay dos jugadores que fichó el Racing en el último mercado de invierno y que no continuaron: Carlos Álvarez y Jagoba Beobide. El medio vasco ha participado en los cuatro últimos partidos, dos de liga y dos de Copa, después de otra serie de lesiones... Beobide fue el que cometió el penalti que costó las tablas ante los asturianos en la anterior jornada.

El colegiado encargado de arbitrar el partido de mañana miércoles será el gallego Manuel Casanova Cudeiro, orensano de 20 años debutante en la categoría. Unos 250 aficionados del Burgos estará en El Sardinero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario