sábado, 14 de octubre de 2017

Y para colmo, incidentes



Además del pobre resultado deportivo, el partido del Racing en Vitoria estuvo marcado por una pelea multitudinaria antes del choque que dejó a un herido, aficionado cántabro, de cierta gravedad.


El club santanderino fue noticia a nivel nacional por ese lamentable altercado multitudinario. La pelea comenzó en un bar cercano a Olaranbe y terminó siendo una batalla campal con cerca de cien individuos implicados. Hay otros tres heridos, además del que está grave en la UCI. Los dos autobuses de racinguistas pusieron rumbo de vuelta a Santander a instancias de la policía.



En la pelea, al parecer  pactada según varios de los testigos y fuentes policiales, había hinchas radicales de la Real Sociedad y el Alavés, que jugaban un partido de Primera División en la ciudad.


Cuando llegó la Policía Local los participantes en la pelea han intentado huir, pero varios de ellos han sido retenidos en el cruce con Adurtza. Ha habido varias identificaciones y Ertzaintza ha introducido posteriormente a los aficionados del Racing en sus vehículos.

3 comentarios:

  1. INVESTIGACIÓN POR PARTE DEL RACING YA.Y que tome las medidas que deba tomar.

    ResponderEliminar
  2. Lamentable que esto suceda.

    Por cierto, en el título falta una coma.

    ResponderEliminar
  3. Esto debería terminarse ya

    ResponderEliminar