viernes, 20 de octubre de 2017

Bajo los videomarcadores


Ya no está muy claro si el racinguismo mira a los videomarcadores o si son ellos los que nos vigilan atentamente. Ante su mirada opaca el Racing no puede fallar el domingo a las cinco en los Campos de Sport.


Llega un Barakaldo que no ha ganado a domicilio, pero con aspiraciones. Los vizcaínos pondrá a prueba a un Racing tristón. Pese a que el equipo que entrena Ángel Viadero es cuarto en la clasificación y lleva cinco partidos sin encajar un gol el clima de tensión en torno al Racing comienza a ser asfixiante. Su juego trasmite poco y genera menos ocasiones de gol e ilusión, según el técnico, algo habitual en la categoría. “Si analizamos los resultados que llevamos probablemente no son malos, pero sí es cierto que las sensaciones no son buenas, aunque se sumen puntos. Ya lo expresé el domingo. Nuestro equipo está hecho para pelear el primer puesto y luego ascender, pero la Segunda B es una categoría compleja… No creo que haya muchos equipos que tengan mejores sensaciones que nosotros. Cualquiera que vea partidos de cualquier grupo comprobará que no juegan muy diferente a nosotros, sinceramente, aunque es cierto que debemos ser exigentes y necesitamos mejorar”, analizaba Viadero.

Si el Racing tarda en marcar, juega mal, o se pone por detrás, no habrá videomarcadores suficientes para aplacar a la muchedumbre. “Nos preocupa que la afición no pueda disfrutar más con nosotros. El público lleva 25 años viendo jugadores, entrenadores y fútbol de Primera. Nuestra afición es generosa con nosotros ahora que ven otra categoría más difícil de ver, tenemos que dar lo máximo con nuestras virtudes y carencias, ser dignos con una afición que viene de épocas mejores”, asegura el entrenador santanderino.


El domingo pasado Ángel Viadero anunció “reseteo” en el equipo. Desde el miércoles tiene claro cuáles serán los cambios. Arriba entra César Díaz, atrás Gonzalo -aunque sigue con molestias- y Borja Granero vuelve a la media. Heber retoma su puesto en la izquierda y en la derecha reaparece Óscar con su tobillo renqueante. Juanjo y Álex se quedan fuera del once. Al final, en el lateral derecho parece que sigue Gándara. Los jóvenes Pau Miguelez y Miguel Goñi - central- han entrado en la lista.

No será sencillo derrotar al Barakaldo en un clásico norteño que no veía en competición oficial desde hace más de veinte años. “Es un equipo fuerte que tiene cierta similitud táctica a nosotros. Nos ganó en juego aéreo y en centros y remates en pretemporada. Saca rendimiento al balón parado y llega mucho por fuera para meter el balón al área, habrá que tratar de frenar eso”, indica Viadero.

Aitor Larrazabal probablemente repita el once titular que venció al Sporting B en Lasesarre, aunque el cántabro José Picón ha entrenando ya esta semana totalmente recuperado. Hasta cuatro cántabros militan esta campaña en el club vizcaíno.

El partido será arbitrado por el gallego Sergio Espasandín Cores, colegiado de 27 años que cumple su tercera temporada en la categoría de bronce. Ya ha pitado dos encuentros en El Sardinero, curiosamente ambos ante el Valladolid B y en los dos ganaron los santanderinos. En los tres partidos que lleva pitados el coruñés esta temporada todavía no han ganado los visitantes… Y el Barakaldo busca su primer triunfo a domicilio. La lupa estará puesta sobre lo que señala o no a su paisano Heber Pena, ya que al ferrolano le han escamoteado ya demasiadas faltas y penaltis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario