martes, 7 de noviembre de 2017

Fichajes sin futuro


La media de edad de los fichajes del Racing es superior a los 30 años: Regalón (30), Gonzalo (33), Rivero (25), Juanjo (32), Antonio Tomás (32) y Álex García (33).


Salgan esas incorporaciones bien o mal no hay ninguna posibilidad de venta o de generación de ingresos posterior. Para colmo ninguno de los seis fichajes está rindiendo lo esperado en este primer tramo de la temporada.

La media de edad de las incorporaciones, 30,8 años, es muy elevada. Por ejemplo, la temporada pasada en el mercado de invierno, contando los fichajes de Israel Puerto y Botempo, la media de edad de los seis fichajes más Santi Jara, Prats, Carlos Álvarez y Beobide— fue de 25,8. La de los fichajes de verano de 28,1 contando a los dos porteros, Crespo y Raúl, ambos veteranos y de Córcoles, Llorca, que también eran treinteañeros. 

Los centrales Regalón y Gonzalo se han visto lastrados por las lesiones, algo que también ha pasado factura a Álex. Una sanción frenó el rodaje de Antonio Tomás, que comienza ahora a acoplarse al esquema de Viadero y a esbozar lo que puede dar de sí. Juanjo está también tardando en coger ritmo y Quique Rivero, el más joven de todas las incorporaciones, no ha terminado de cuajar. Ha disputado 12 partidos ligueros y el de Copa. En Mieres se quedó en el banquillo sin jugar por primera vez en lo que va de campaña. Marcó el gol de la victoria ante el Bilbao Athletic, pero el rendimiento del mediocentro de Cabezón ha estado muy condicionado por el pobre bagaje colectivo y eso le pasa más factura a un jugador que brilla en el fútbol combinativo.

El gol de Rivero se suma a otro de Regalón y el conseguido a medias entre Álex y Juanjo, aunque atribuido al de Ontaneda. Las sensaciones y la estadística de todos ellos han sido más negativas que positivas hasta el momento.



Estos fichajes veteranos, con mayoría de cántabros –cuatro de seis–, son una apuesta cortoplacista que no incluye ningún valor emergente. Además en algunos casos se le han contratado por más de una temporada. Quique Rivero, el único que no supera los 30 años, es un jugador muy contrastado en la categoría y el resto tienen una trayectoria deportiva exitosa que les avala… Pese a la pobre aportación en lo que va de campaña. Si de ellos no se espera ya una progresión sí que se necesita un rendimiento alto y actuaciones determinantes esta misma temporada con el objetivo del ascenso.

Al filial sí han llegado algunas promesas como Matías Aquino y Jerin, pero su aportación a la primera plantilla por diversas cuestiones ha quedado relegada a algo residual de momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario