sábado, 18 de noviembre de 2017

Osasuna Promesas 1 - Racing 2: El pez grande


El Racing ganó en Tajonar con la suerte del campeón. Se pasó de cero a cien más rápido que un superdeportivo y otra vez se sufrió en la montaña rusa de emociones. El pez grande se come al chico casi siempre, aunque sea en el tiempo extra y cuando han estado a punto de darte dos picotazos venenosos que evitó el de siempre: Iván Crespo.


Cuando el punto parecía oro o un mal menor llegó una última acción que lo cambió todo. Dinámicas. El talento. Antonio Tomás, con más partidos en Primera de los que tendrán las promesas rojillas en la próxima década, cabeceó una jugada a balón parado que botó Heber y firmó el 1-2. Antes, en el minuto 77, había marcado César Díaz la igualada de un primer tanto local, siete minutos antes, que dejó al Racing atorado.

La primera parte fue floja, aunque el Racing dominó más o menos el choque después de un inicio con ímpetu local. Hubo poco juego y el Racing se mostró bastante conservador. Una buena acción de Óscar que detuvo el portero navarro y un remate de cabeza de Juanjo fue lo más peligroso del equipo santanderino.

Kike Barja, siempre peligroso, tuvo una buena ocasión de marcar en el 40 que fue respondida por un cabezazo de Granero. A las dos escuadras les faltaba gol.

En la segunda parte Heber empezó dando un zarpazo que paró Juan Pérez en dos tiempos. Al gallego se le veía un tanto renqueante tras los problemas en la rodilla que tuvo esta semana y se apagó enseguida. Dos chispazos de inicio en esta segunda mitad. Los segundos 45 minutos se convirtieron en un correcalles. Óscar y Jordan tuvieron su acercamiento con peligro y en ese toma y daca llegó el gol de Hualde.



Menos mal que César Díaz florece en Tajonar. El manchego marcó dos goles la temporada pasada y saliendo desde el banquillo anotó el tanto del empate con un zambombazo aprovechando un rechace tras un saque de esquina.

Fueron unos momentos de locura. Crespo salvó un mano a mano con Barbero y luego un disparo de bocajarro de Kike Barja. Estuvo más cerca el 2-1 que el 1-2… pero en los tres minutos de añadido llegó ese tanto de Antonio Tomás. La jugada previa fue muy protestada, tanto que el entrenador del Promesas terminó expulsado con el partido ya concluido.

El pez grande despertó, aunque todavía nada con algún tumbo. Son ya cuatro victorias consecutivas, no es casualidad que hayan llegado con la mejoría en el juego... aunque siga teniendo sus sombras.


Osasuna Promesas, 1: Juan Pérez, Julen Hualde, Julen Arellano (Samuel Goñi, 87), Javier Lizárraga, José Albisu, Dani Santafé, Javi Martínez, Adrián Aranguren, Jordan (Barbero, 71), Antonio Otegui (Jon Moncayola, 89) y Kike Barja.

Racing, 2: Iván Crespo, Sergio Ruiz, Borja Granero, Gonzalo, Julen Castañeda; Antonio Tomás, Javi Cobo (César Díaz, 70), Óscar Fernández (Musy, 86), Héber; Pau Miguélez (Regalón, 82) y Juanjo.

Goles: 1-0. Minuto 70. Julen Hualde; 1-1. Minuto 77. César Díaz; 1-2. Minuto 89. Antonio Tomás.

Árbitro: Albert Ávalos Martos (Colegio catalán). Mostró tarjetas amarillas a los locales Julen Hualde y Albisu. Expulsó al finalizar el partido al técnico local por “realizar observaciones técnicas” y apuntó una amarilla de Barja por esas protestas ya con el duelo concluido. Del Racing vieron amarilla César Díaz y Borja Granero.

Incidencias: Instalaciones de Tajonar (Pamplona). Unos 400 espectadores. Sólo una veintena de aficionados verdiblancos en el graderío ante la decisión de Osasuna de no vender entradas a los seguidores de Cantabria esgrimiendo motivos de seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario