miércoles, 1 de noviembre de 2017

Racing 1 – Burgos 0: Stranger things


Ya había racinguistas cogiendo el avión a Bruselas, huyendo despavoridos del estadio. Muertos que se levantaban de sus tumbas en pleno Día de Todos los Santos… Pero el Racing siempre sorprende y se marcó el mejor partido de lo que va de temporada para derrotar 1-0 a un Burgos que llegaba invicto y arropado por una bulliciosa hinchada. Cosas extrañas, como la serie de Netflix.

El Burgos, que vestía de rojo, demostró que no tiene sangre de gol… Los de Patxi Salinas tuvieron ocasiones, pero no transformaron ninguna. Muchos creían que el partido iba a terminar 0-0 ante las dificultades de las dos escuadras para materializar goles y así concluyó una primera mitad mala para el Racing. Más de lo mismo que venía mostrando el conjunto que entrena Ángel Viadero. Afortunadamente, todo cambió radicalmente tras el descanso.

Le costaba al Racing iniciar el juego ante un Burgos con un 4-4-2, líneas compactas y agresivas que adelantaban cuando los cántabros trataban de sacar el balón jugado desde atrás. Patxi Salinas conduce un camión. Viadero abre a sus dos centrales para comenzar una jugada que casi siempre termina con un pelotazo apresurado. Así no hay manera.

El primer disparo a puerta peligroso fue de los visitantes. Un chut lejano del canario Adrián Hernández que desvió lo justo con la manopla Iván Crespo a córner.

El Racing se acercaba con algún saque de esquina mientras su técnico escuchaba los gritos de “Viadero, pesetero” que le dedicaban los numerosos aficionados burgaleses presentes en El Sardinero. No hay nada más ridículo… No fue cuestión de dinero la espantada del entrenador cántabro.

En el minuto 15 un despeje malo de cabeza de Granero originó una acción peligrosísima. El valenciano fue regateado por Adrián Hernández, pero la vaselina de atacante del Burgos se perdió por encima de la portería. El capitán no es central y se nota demasiado. Hace lo que puede y ni tan mal.

Se fue abriendo el partido, pero el Racing no acertaba con el último pase. La sala de maquinas estaba bloqueada. Ni Antonio Tomás ni un Rivero cojo por un golpe ni Dani Aquino, que merodeaba por el medio cambio, daban un pase bien.

En el minuto 21 un centro de Heber con mucha intención no alcanzó su objetivo. El balón acabó en un córner que terminó a su vez con un remate de cabeza de Antonio Tomás. El conjunto local llevaba cierto peligro en las jugadas de estrategia, aunque sin disparar entre los tres palos.

Poco después otro pase de Heber desde la izquierda en una contra volvía a crear incertidumbre en la defensa del Burgos, pero la posesión era de los visitantes.
Parecía que pasaban muchas cosas, pero en realidad no pasaba nada. Interrupciones y jugadas sin finalizar ante un árbitro demasiado inocente. A sus 20 años todavía no sabe lo que es una falta.

Otro centro de Heber en el 34 y el posterior remate de cabeza de Óscar lo sacó de la cepa del poste Mikel Saizar con un vuelo digno de la Marvel. Fue el lance más destacado de los primeros 45 minutos.

Acto seguido tuvo que salir Crespo de su área para arrebatarte el balón a Ándres González en un contragolpe.

Un remate de Adrián Hernández, obstaculizado por Julen, en el 40 con Dani Aquino en la banda pidiendo entrar al terreno de juego tras ser atendido por un golpetazo en la cara puso fin al primer acto. El empate al descanso era justo, pero el Racing había estado algo peor a los puntos que los burgaleses.


En la segunda parte se vio al mejor Racing de la temporada. Viadero tuvo que sustituir a Rivero por lesión y entró Javi Cobo… El medio torrelaveguense hizo jugar al equipo solito. Todos mejoraron con Cobo llevando la manija.

Las ocasiones se fueron sucediendo a favor del Racing. En el minuto 48 un pase de Heber que Saizar quitó de los pies a Óscar en una nueva contra fue el primer aviso. Tras un saque de esquina un disparo de Julen Castañeda que se fue lamiendo el palo y a córner otra vez… Fueron unos minutos de fuerte presencia ofensiva de los montañeses. Un pase de Aquino a Óscar pilló al de Renedo ya muy escorado, aunque pudo superar en carrera a Saizar.

El Burgos se fue apagando y el Racing con Javi Cobo en el campo amaneció. La segunda parte era verdiblanca. En el minuto 70 persistía el 0-0 en los videomarcadores, pero la escuadra local dominaba la contienda.

En el minuto 69 un centro desde la banda derecha burgalesa casi cuesta caro, pero el remate de Iker no encontró puerta por poco.

Y llegó el gol de Óscar Fernández en el minuto 72, después de una buena acción de Dani Aquino arrancando desde campo propio. Después tocó el esférico Pau para Sergio Ruiz, que desde la frontal abrió el balón para el de Renedo, que tuvo un segundo para pensar, y cruzar el esférico dentro. Ese 1-0 lo había merecido el Racing en la segunda parte.

En el minuto 77 un pase en largo y profundo de Cobo a Aquino casi acaba en el segundo tanto. El murciano se fue de su marcador y su centro atrás lo empaló Óscar fuera.


Un instante después en un córner el Burgos estuvo a punto de marcar. Se quedó solo el jugador visitante y mandó el esférico a la grada. Lo pasó mal el conjunto montañés un rato entre el colegiado que no pitaba nada a favor y las defensas de las jugadas a balón parado… Pero tampoco fue algo muy evidente. Era lógico que el Burgos estirase líneas en busca de la igualada… La defensa de circunstancias cumplió mejor que la teóricamente titular.

No faltó el susto de Halloween. Un paradón de Iván Crespo en el minuto 87 a un disparo de Zabaleta a bocajarro. El de Viveda sacó la pierna para tapar el hueco cercano al palo. en un disparo a bocajarro… fue el susto de Halloween. El Racing mereció estos tres puntos en un partido igualado y ante un buen rival. Este triunfo puede marcar un cambio de tendencia si Viadero saca las conclusiones adecuadas. Una de ellas es que Cobo y Sergio tienen que jugar siempre.

Fran Díez


Racing, 1: Iván Crespo, Gándara, Julen Castañeda, Sergio Ruiz, Borja Granero, Antonio Tomás, Óscar, Quique Rivero (Javi Cobo, 46), César Díaz (Pau, 56), Dani Aquino y Heber Pena.

Burgos, 0: Saizar, Andrés, Javi Cantero, Julio Rico (Ayoze, 67), Borda, Adrián Cruz, Ramón (Youssef, 55), Carlos Álvarez (Iker Hernández, 61), Adrián Hernández, Abel y Eneko.

Gol: 1-0, minuto 73, Óscar Fernández.

Árbitro: Manuel Casanova Cudeiro (Comité gallego). Muy mal. Se le notó la inexperiencia del debutante en la categoría y los 20 años, aunque no tuvo errores determinantes. Mostró tarjeta amarilla a Borja Granero y Javi Cobo del Racing y a Ayoze y Eneko, por parte visitante.

Incidencias: 9.168 espectadores, unos 800 hinchas burgaleses. Ambiente de otra categoría. Temperatura agradable y césped en perfecto estado. Uno de los videomarcadores tuvo que ser reiniciado antes del partido porque no funcionaba y una parte se quedaba en negro.

1 comentario:

  1. Lo de limpiar y arreglar los baños y no cortar el agua, ¿Para cuándo?

    ResponderEliminar