domingo, 26 de noviembre de 2017

Racing 1 – Tudelano 1: Perdonar tanto no tiene perdón


El Racing acariciaba ya el gato de la victoria en el tiempo extra y después de haber perdonado a su rival con una clemencia exasperante. El Tudelano tuvo la posesión y el Racing las ocasiones claras a la contra… Suele ocurrir en el fútbol que el equipo que perdona, acaba pagándolo caro.

Ya superado el minuto 90 un centro-chut de Ibai Ardanaz lo dejaba pasar entre sus piernas Víctor Bravo ante Regalón y botaba en el césped envenenándose… Nada pudo hacer Iván Crespo, salvo ver que la pelota entraba pegada al poste. Se puede argumentar que Óscar no presionó lo suficiente al centrador, que el central no encimó al atacante o utilizar otros argumentos… Lo cierto es fue un auténtico infortunio. El Tudelano ni disparó a puerta, pese a que tuvo el dominio de la posesión durante todo el encuentro y ese centro sin aparente peligro obtuvo un tanto que vale un punto... O más bien quita dos al Racing.

Nada más empezar, en el segundo córner –y era el minuto tres–, el Racing inauguró el marcador. Bravo, un maño al que el mexicano Aguirre hizo debutar en Primera con el Atlético, intentó controlar el balón dentro del área pequeña con escaso tino. El balón salió rebotado y golpeó en Corral quedando franco para Granero. El valenciano resolvió con el pie como si fuera un delantero.


El 1-0 era idóneo para un Racing veloz en las contras  y ante un equipo que le gusta tener la pelota y que arriesga con un planteamiento muy ofensivo. Todo se ponía de cara.

A partir de ese momento fue el conjunto navarro el que comenzó a dominar el duelo con un Lázaro omnipresente en la medular. Pese a tener la posesión, el Tudelano tampoco generaba peligro. Lo más destacado fue un despeje de Gonzalo que casi sorprende a Iván Crespo en el minuto 13. Poco después lo intentó Bravo con un disparo lejano que no iba entre los tres palos. Mucha posesión, pero poca chicha.


En el minuto 26 un centro de Pau originó un intento de “escorpión” de Juanjo con Heber solo detrás. El remate acrobático del ariete de Ontaneda salió muy desviado.

Las mejores opciones de gol eran de los locales, pese a que dejaban el dominio y la posesión al Tudelano. Tampoco estaba muy preciso en el pase el equipo de Viadero. Un centro de Julen lo remató Óscar dentro del área pequeña pero Pagola se le hizo demasiado grande y le taponó todos los espacios. El de Renedo tuvo poco después otro mano a mano contra el portero que tiene el récord histórico de minutos imbatido del fútbol español: 1.342.

Sin el balón y sin brillantez el Racing podía haberse ido al vestuario ganando con comodidad y sobre todo muy cerca del primer puesto. El Mirandés ya perdía en Anduva con la Real Sociedad B y la cabeza se quedaba a solamente un punto... A un suspiro. El mismo que dio todo el estadio al acabar.


En la segunda mitad se siguió el mismo guión, pero con un Tudelano que iba perdiendo fuelle. Un centro desde la derecha de un soberbio Sergio Ruiz lo remató fuera Pau Miguélez en el minuto 54.

Cuando no terminas de rematar un partido puede llegar la tragedia… En un saque de esquina, un jugador del Tudelano peinó el balón en el primer palo y en el segundo, Pablo Lizarraga remató alto gracias a que Sergio le obstaculizó lo suficiente. Estaba claro que podía llegar ese temido empate en una acción aislada si el Racing no marcaba otro gol… Y tuvo ocasiones para hacerlo.

Óscar en un contra intentó una vaselina de primeras ante la salida de Pagola, 1,94. El portero atajó sin problemas. El de Renedo no se dio cuenta de que tenía a varios compañeros solos que le acompañaban. El Racing tuvo varias opciones clarísimas para marcar a partir de ese momento, pero la falta de puntería o las intervenciones de Pagola lo impidieron: un disparo de Heber y el posterior remate de Aquino, César Díaz solo ante el arquero navarro, otro chut de Óscar… Un carromato repleto de ocasiones.


Y perdonar tanto no tiene perdón. En el tiempo de prolongación llegó la acción de infortunio con ese centro de Ardanaz, que realmente fue el único disparo del Tudelano entre los tres palos. Ya no había tiempo para nada, aunque se anuló un gol a Javi Cobo por fuera de juego. Una pena que se hayan escapado dos puntos de esta manera justo el día que el Mirandés pincha en Anduva. Así es el fútbol y así es Racing.

Fran Díez


Racing, 1: Iván Crespo, Sergio Ruiz, Julen Castañeda, Gonzalo, Borja Granero (Regalón, 86), Antonio Tomás, Óscar, Javi Cobo, Heber, Juanjo (César Díaz, 59) y Pau (Dani Aquino, 74).

Tudelano, 1: Pagola, Iñaki, Barrera, Meseguer, Corral (Unai, 55), Lázaro, Lizarraga, Ardanaz, Adán, Víctor Bravo y Mika (Vega, 64).

Goles: 1-0, minuto 3: Borja Granero; 1-1, minuto 91: Ardanaz.

Árbitro: Javier Iglesias Villanueva (Comité gallego). No fue decisivo, pero estuvo muy permisivo con el Tudelano en lo que respecta a las tarjetas. Mal partido. Mostró tarjetas amarillas a Juanjo, Javi Cobo y Pau, por parte local, y a Víctor Bravo, por parte visitante.

Incidencias: 7.711 espectadores. Antes del partido se colaboró con Rosa Navidad para dar a conocer este evento solidario que busca recaudas fondos para la lucha contra el cáncer. La publicidad del Banco Santander lució en una lona en el círculo central antes del partido y en los videomarcadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario