miércoles, 15 de noviembre de 2017

Un patrocinio histórico


El Racing presentará mañana jueves a la una de la tarde en la sala de prensa de los Campos de Sport de El Sardinero su acuerdo de patrocinio con el Banco de Santander. Dos de las instituciones más reconocibles de Cantabria unirán sus trayectorias.

Será la primera vez que la entidad bancaria patrocina a un club de fútbol en España, aunque lo hace colectivamente con las dos primeras categorías del fútbol nacional. También apoya algunas carreras populares, ciclismo aficionado o algún triatlón... En Cantabria también es bien conocida la gran labor que desarrolla Bansander. La estrategia empresarial del grupo en la última década combina los grandes patrocinios internacionales con otros más locales, aunque nunca lo había hecho con un solo equipo de fútbol en nuestro país... Ese tenía que ser el Racing.

La presencia del Banco Santander en los soportes del Racing además de dinero dará prestigio al equipo de fútbol ya que se trata de una de las empresas más potentes del país y de las marcas más reconocidas a nivel mundial. El banco se convertirá en el segundo patrocinador más importante del Racing solamente por detrás de Aldro, empresa energética del Grupo Pitma, propietaria del club. No será una cantidad desorbitada ni sacará al club de la ruina, será algo acorde a la categoría, pero es sobre todo el inicio de una colaboración que puede ser fructífera para ambas partes y para Cantabria.

Aunque es la primera vez que se firma un convenio de patrocinio entre el Santander y el Racing no será la primera vez que colaboren. Gracias a los créditos que este banco concedió al Racing a mediados del siglo pasado el club sentó las bases de una de sus etapas más gloriosas de la mano del presidente Manuel San Martín. Del dinero del Banco, avalado por el hostelero, surgió aquel maravilloso Racing de la temporada 49/50 que se paseó por la Segunda División y que posteriormente se mantendría cinco campañas en la élite. El poderío financiero fue tan significativo que aquel verano el Racing realizó el fichaje más caro del fútbol nacional incluso estando en Segunda: Rafael Alsúa.

Gráfico del diario Expánsión con una
 información sobre la apuesta del banco cántabro por el deporte

Resulta indispensable recordar la figura del desaparecido Emilio Botín, que unos meses antes de su muerte se interesó en la situación del Racing a raíz del plante de la Copa del Rey. El club atravesaba una crisis a todos los niveles difícil de resolver y trató de ayudar a la institución. El acuerdo no se pudo culminar. Fue Emilio Botín el que inicio la apuesta firme por el patrocinio deportivo, primero con la Fórmula 1 y luego con más disciplinas y eventos. Una línea de trabajo que se mantiene. De hecho, la entidad está en quinta posición del índice Sponsorship Awareness Index, una ranking que muestra la identificación de las marcas con el deporte en España.


Con Emilio Botín al frente la firma cántabra apostó por el fútbol para entrar en Sudamérica en 2008 e invirtió ocho millones de euros en patrocinar la Copa Libertadores y además fichó a Pelé como embajador de lujo. Por cierto, que gracias a ese acuerdo el famoso astro brasileño envió un mensaje de apoyo a la ciudad de Santander en su candidatura como Ciudad europea de la cultura. La empresa de la capital montañesa fracasó, pero los racinguistas pudieron ver a uno de los mejores futbolistas de la historia en los videomarcadores del estadio. Ahora, unas pantallas mucho más modernas también emitirán mensajes del banco.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario