sábado, 16 de diciembre de 2017

Real Unión - Racing: historia y barro


El Real Unión y el Racing se juegan más que tres puntos el domingo a partir de las cinco. Es el último partido de la primera vuelta y de 2017 y los dos clubes necesitan tomar aire y tres puntos antes del parón navideño. Una cuestión psicológica antes del descanso.

Son dos instituciones centenarias con mucha historia detrás que participaron en la primera edición de la Liga. El Racing de Santander tomó su nombre del Racing de Irún, que luego se fusionó con el Sporting para formar el Unión. Ahora los dos equipos viven momentos más amargos caídos en la desgracia de la Segunda B. El guiño al pasado se producirá antes del encuentro con el saque de honor de Luis Echeveste que a sus 90 años saltará al terreno de juego acompañado de Tuto Sañudo y del presidente del conjunto fronterizo para recibir un sentido homenaje. El gran amigo de Rafa Alsúa, parte importante de aquel Racing de la 49/50 y de la Real Sociedad de los años cincuenta colgó las botas en Irún.


En el aspecto deportivo preocupa el estado del césped del Stadium Gal. El recinto construido a la vera del río Bidasoa no drena bien y ha diluviado estos días. Para el domingo no dan lluvia, pero es un terreno de juego con tendencia al barro. El juego directo y marrón de otros tiempos, puro fútbol norteño, puede ser una de las consignas del duelo.


Viadero ha ensayado con un once más físico de lo habitual. Un conjunto titular que estaría formado por Crespo, Córcoles, Gándara, Gonzalo, Julen; Granero, Sergio; Óscar, César Díaz; Juanjo y Aquino. El músculo en el centro del campo estaría asegurado con la pareja Sergio-Granero. Si el césped permite jugar algo más entraría Pau en lugar de Juanjo y Heber en la izquierda por César, además de Rivero por Gonzalo pasando Granero al centro de la zaga. Eso es lo que ha probado el entrenador durante la semana. Son baja Raúl Domínguez, Álex, Regalón y Antonio Tomás.

El Real Unión ha sumado un punto de los últimos 18. Una mala racha que les ha metido en la zona baja de la tabla. Con la llegada de Ribera mejoró la imagen en su primer encuentro en Gijón ante el Sporting B, pero no lograron ningún punto. Las bajas han lastrado a una plantilla confeccionada con apuros económicos pero para no pasar apuros clasificatorios.

El Racing mirará de reojo lo que ocurra también en el Gernika-Mirandés, que comienza a la misma hora. La distancia de ocho puntos respecto al líder puede verse recortada ya que los de Pablo Alfaro afrontan una de las salidas más duras. El Gernika es quinto y en casa, con un campo de hierba artificial, es un rival rocoso.

Viadero cuenta con tres jugadores apercibidos de sanción antes del parón navideño Heber, César y Granero y varios jugadores renqueantes. El descanso le vendrá bien a la plantilla si hay victoria y pincha la escuadra de Anduva. Sería el escenario perfecto a la espera de que la dirección deportiva logre atar a un delantero centro de garantías.

Arbitra la contienda el navarro Iosu Galech Apeztegia, colegiado de 27 años que cumple su séptima temporada en Segunda B. No trae muy buenos recuerdos ya que su último arbitra al Racing fue ante el Barcelona B en El Sardinero en la fase de ascenso con la expulsión de Prats y un 1-4 que supuso despedirse del ascenso a Segunda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario