sábado, 19 de septiembre de 2015

Ni a la Peña Sport


El Racing mejoró frente a la bondad de la Peña Sport, sobre todo en ataque, pero una segunda parte horrorosa condenó a los verdiblancos a un empate que supo a fracaso. A falta de tres minutos, el equipo santanderino vencía 1-3, pero eso no sirve nada... Ocurrió algo que tiene una difícil explicación. Los fallos defensivos volvieron a ser el lastre del conjunto que entrena Pedro Munitis.

Los primeros minutos del choque fueron de dominio racinguista, aunque sin disparos a puerta. La Peña Sport es un equipo que pese a sus grandes carencias trata de sacar jugado el balón desde atrás y a trancas y barrancas hacen buenas combinaciones, sobre todo por la banda derecha de Goñi y Toñi crearon peligro.

La primera gran ocasión fue para los locales, pese a ese dominio del Racing, el pez grande. En el minuto 22, una jugada que inició el joven lateral derecho Goñi, 19 años, sumándose al ataque, el posterior cambio de orientación de Toñi, el toque de cabeza de Barace y la finalización de Manjón desarbolaron a la zaga visitante. El trallazo de Manjón se estrelló en el larguero con Dani Sotres ya superado.

El club navarro se creció después de esa jugada que terminó con el balón golpeando el travesaño. Afortunadamente, el Racing marcó rápido para apagar esa pequeña revolución de los modestos. Una buena jugada individual de Borja San Emeterio, que se internó desde la línea de cal haciendo una pared con Hevia en la frontal del área y donde todos veíamos un chut de primeras, Borja vio una apertura a Artiles que llegaba al área desde atrás. El canario batió al portero por abajo. Era el minuto 29. ¡Qué fácil se entienden los buenos! Todos buscaban a Artiles y su velocidad, aunque también da la sensación de que rendiría más en su puesto natural o con mayor libertad. Otro hándicap autoimpuesto fue la ubicación del zurdo Migue en la derecha. Su par era el diestro Eder, que juega como lateral izquierdo también a banda cambiada, lo que facilitaba su labor defensiva. El jienense pudo haber sido mucho más desequilibrante en su puesto natural.

La primera mitad del partido acabó con un dominio claro del equipo santanderino y la sensación de que aprobarían el examen. Casi nada más iniciarse la segunda parte hubo un derribo a Dioni que pudo ser penalti, aunque el árbitro vasco mandó continuar con el juego. Pronto comenzamos a presenciar un cúmulo de despropósitos e imprecisiones en la zaga cántabra y un mayor dominio de la Peña Sport.

Al cuarto de hora, el Racing se revolvió para quitarse de encima a los navarros. Después de botarse un córner, Dioni aprovechó para centrar atrás donde Hevia aguardaba el esférico. Un gran control en el punto de penalti, recorte del asturiano y un disparo de los que rompe la red. El gol de Chus Hevia cortó el ritmo de los de Tafalla, que estaban viviendo sus mejores minutos.


En el minuto 27 de la segunda parte Mikel Santamaría tocó de cabeza el balón hacia atrás y superó a su propio portero en una jugada muy desafortunada que dio vida al rival. El central navarro pudo redimirse marcando en el 81, también de cabeza, aunque en esta ocasión en la portería correcta aprovechando el centro de Migue en un saque de esquina. Con un marcador de 1-3 nadie podía imaginar que el Racing no iba a sumar a tres puntos, pero el fútbol escribe guiones imposibles.

Justo un minuto después un error defensivo hizo que Dani Sotres cometiese un penalti tonto saliendo a los pies de un atacante local al que arrolló. El arquero vio la amarilla por esa acción. Itu transformó la pena máxima y sembró de dudas y nervios a los racinguistas. Kamal vio una cartulina amarilla y poco después, en la prolongación, un disparo lejano de la Peña Sport de Giles, desde unos 30 metros, terminó en gol. El balón rebotó en un defensor racinguista desviando su trayectoria y despistando totalmente a Sotres, que hizo la estatua. El guardameta cántabro se quedó de piedra, como casi los 300 aficionados cántabros. La Peña Sport empataba a tres tantos de una manera increíble.

Adrián Rebaque



Peña Sport: Jorge, Goñi, Eder, Beñat, Iván, Itu, Toni (Giles, min.65), Cardo (Jorge Rodríguez, min. 52), Manjón (Imanol, min. 65), Barace y Maeztu.

Racing: Dani Sotres, Borja San Emeterio, Francis, César Caneda, Mikel Santamaría, Fede San Emeterio (Kamal, min. 65), Migue García, Dani Rodríguez, Dioni, Chus Hevia (Isma Cerro, min. 72) y Artiles (Coulibaly, min. 85).

Goles: 0-1, min. 29: Artiles. 0-2, min. 61: Chus Hevia.1-2, min. 72: Mikel Santamaría, en propia puerta. 1-3, min. 86: Mikel Santamaría. 2-3, min. 88: Itu, de penalti. 3-3, min. 90: Itu.

Árbitro: Rezola Etxebarría (Comité Vasco). Amonestó a los locales Barace, Beñat, Maeztu y Goñi y a los visitantes Dani Sotres y Kamal.


Incidencias: Campo de San Francisco. Con el césped en buen estado. Unos 1.200 espectadores. 300 de ellos cántabros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario