viernes, 26 de febrero de 2016

El dinero público (II)


Visto el interés que ha demostrado la sociedad de Cantabria estos días por conocer dónde terminan unos impuestos que pagan religiosamente seguimos mostrando algunas partidas del gasto tanto del Gobierno de Cantabria como del Ayuntamiento de Santander. Muchos ciudadanos se han quedado de piedra al saber que Panusa, Panaderías Nuevas de Santander SL, cobró una subvención de más de 610.000 euros... El partido político Ciudadanos ha mostrado su oposición a un convenio de patrocinio con el Racing, que no subvención, pero nada sabe de estas partidas presupuestarias ni de otras muchas como los convenios con las aerolíneas de millones de euros. Mucho dinero público termina en empresas privadas y no es algo malo necesariamente. Oponerse al dinero público en las empresas privadas es como oponerse al sistema mismo si se es consecuente con esa idea. Y dentro del reparto de la tarta los clubes deportivos parecen estar siempre a la cola y son vilipendiados por recibir algún tipo ayuda (muchas veces menor) como si fuera algo menos importante que la cultura, los toros, la música o la educación. Se debe revindicar su importancia y la necesidad que tiene la sociedad de ellos tanto en la formación de los jóvenes, como en el entretenimiento o incluso como motor económico.

En el mismo Boletín Oficial de Cantabria aparecen todavía más empresas beneficiadas por estas ayudas para la mejora de la transformación y comercialización de productos agrarios en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Cantabria 2007-2013. Importes que se reparten todos los años con diferentes cantidades. Citamos al resto de empresas como ejemplo y para que aparezcan todas y no solamente unas pocas.


En el Ayuntamiento de Santander también hay cantidades de subvenciones que resultan muy sorprendentes y que se están comentado mucho en las redes sociales. Casi dos millones de euros le cuesta a la capital mantener su Banda Municipal de Música. Medio millón de euros recibe el FIS o 130.000 euros la Fundación Gerardo Diego, cuya actividad siempre pasa desapercibida año tras año. 


Los toros también suelen ser un tema recurrente en este tipo de polémicas. Es un evento que hiere algunas sensibilidades y en Santander la plaza y su Feria tiene una gestión pública, algo muy poco habitual... Oficialmente el Consistorio solamente otorga una subvención de 100.000 euros a la Sociedad Municipal de la Plaza de Toros, aunque luego pueda haber otras fórmulas de financiación. De hecho, en 2015 se tuvo que aprobar otra partida especial de 125.000 euros para cubrir el déficit. La opacidad al respecto es muy grande. Un concejal del Partido Popular llegó a hablar de un retorno económico por la Feria de Santiago de 7,1 millones de euros según un estudio de la Universidad de Cantabria... ¡Nadie sabe el motivo de porque no se organiza una cada mes dado el éxito económico! Simplemente el gasto de personal de la plaza se eleva a 150.000 euros y hay que vender muchas entradas para pagar ese dinero... Imagen lo que cobran las figuras del toreo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario