jueves, 5 de mayo de 2016

Un árbitro muy joven e inexperto


El choque de la jornada en el Grupo I, el duelo entre los dos Racing, tendrá un juez de solamente 25 años que cumple su segunda temporada en la categoría de bronce del fútbol español. Experiencia escasa para un choque de estas características. El valenciano Iván Caparrós Hernádez arbitró la temporada pasada 13 partidos de 2ªB y en esta lleva 12. De los 25 encuentros en los que ha actuado en nueve ocasiones ganó el conjunto local, hubo nueve empates y siete victorias foráneas. Este temporada ha pitado dos encuentros del Grupo I aunque le quedan muy lejos de casa: Logroñés-Burgos (0-0) y Valladolid B- Arandina (3-1). No es muy tarjetero, tiene una media de 4,64 cartulinas por partido en la categoría.

Curiosamente, César Caneda, que cumple al día siguiente del partido, 38 años le saca nada menos que 13 primaveras al colegiado valenciano. Caparrós Hernández afrontará posiblemente el partido más importante de su carrera, aunque una casualidad le puso en un compromiso que nunca olvidará. Estuvo implicado por azar en la turbia eliminatoria de ascenso a Segunda División en la que el Huracan Valencia eliminó al UD Logroñes en la temporada 2014/2015. Aquella que Carlos Pouso calificó de “atraco a mano armada”.

En aquel encuentro el árbitro principal, Juan Luis Pulido Santana, del comité canario, se lesionó en el minuto 70. A través de la megafonía se solicitó la presencia de un árbitro federado para que pudiera seguir ejerciendo de asistente número 2. Algo que también se ha vivido en El Sardinero en una ocasión con el madrileño Hugo José López Puerta, que volvió esta temporada a pitar en Santander. En San Gregorio se presentó voluntario Iván Caparrós Hernández. Nada tuvo que ver con la lamentable actuación de Rayco Miguel Marrero como árbitro principal, que señaló un penalti a favor de los locales y expulsó a dos riojanos. El árbitro lesionado, Pulido Santanta, ya había protagonizado una situación idéntica en 2013 en un Leganés-Lleida. Ganaron los catalanes con un arbitraje horrendo y con el entrenador Toni Seligrant en el banquillo del Lleida… El técnico también dirigía al Huracán Valencia en aquella repetición extraordinaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario