lunes, 25 de julio de 2016

Una dolorosa salida: el adiós de Dani Rodríguez


Llegó el verano pasado como uno de los fichajes de referencia, incluso cuando el Racing todavía tenía esperanzas de militar en Segunda División vía despachos. De hecho, se le contrató para jugar en la categoría de plata del fútbol español… Dani Rodríguez había cuajado dos temporadas magníficas en el Racing de Ferrol y quería dar un salto en su carrera. Todas las partes parecían felices y los cántabros le ficharon para tres temporadas. Fue la primera contratación de la campaña 2015/2016, se anunció su fichaje junto al de Mohamed Coulibaly, y firmaba para ser la piedra angular de un proyecto que se antojaba ambicioso.

Pedro Munitis le dio minutos, 2.602 repartidos en 36 partidos de la fase regular, 31 como titular. Fue el cuarto jugador más utilizado por el técnico del Barrio Pesquero, pero el centrocampista gallego no terminó de rendir a su máxima plenitud. Tuvo que jugar escorado a la banda izquierda o esforzándose como mediocentro, lejos de la libertad en la mediapunta y más lejos todavía del área, que es donde había ofrecido su mejor versión en Ferrol. Dejó destellos de calidad y cinco goles, algunos de bella factura, pero también la sensación de haber estado muy desaprovechado y desubicado.

Con la llegada de un nuevo entrenador muchos aficionados racinguistas esperaban disfrutar más del talento del futbolista de Betanzos, pero se ha quedado sin sitio. De fichaje estrella de un proyecto a descarte en tan solo un año... Según adelantó el diario As, Dani Rodríguez rescindirá su contrato para fichar por el Albacete que entrena José Manuel Aira, un entrenador que le hizo brillar en Ferrol. Esta mañana el secretario técnico del equipo albaceteño, Víctor Moreno, durante la presentación de Mickael Gaffoor no ha querido confirmar ni desmentir nada: “Si el jugador rescinde contrato con su club sería uno de los nombres que interesarían, como otros tantos”.


La posible salida del gallego no ha sentado nada bien a un nutrido grupo de aficionados verdiblancos. No entienden que pueda irse y menos que sea sin que el club perciba un euro, aunque en 2ªB pocas veces se paga un traspaso. Más bien se marcha el jugador que tiene alguna oferta y da a su club la opción de prescindir de sus servicios... En otras ocasiones, no hay ofertas y un futbolista decide quedarse aunque sepa que no va a jugar. Se convierte en una carga.

Los motivos para la marcha de Dani son principalmente dos. Por un lado, Ángel Viadero iba a contar poco con él. El entrenador santanderino dispone a sus hombres en un 4-4-2 y no emplea jugadores en la mediapunta. Rodríguez tiene casi imposible disputar el puesto de interior izquierdo o uno de los dos en el doble pivote, más con la renovación de Álvaro Peña. Además, Viadero cree mucho en varios canteranos que pueden tener minutos en esos puestos. La firma del primer contrato profesional de Javi Cobo, que ha marcado dos goles en estos dos primeros encuentros amistosos, también deja las posiciones en las que juega Dani Rodríguez todavía con más competencia. No iba a ser titular.

El segundo motivo es el económico. El club santanderino necesita aligerar su gasto en plantilla y Dani Rodríguez tiene una ficha muy alta... Hay menos dinero que la campaña pasada y todavía hay que fichar a un delantero, un portero y un central como mínimo. Pagar una nómina elevada a un jugador que no iba a ser titular o decisivo no parecía apropiado, aunque todos coinciden en que el gallego tiene muchísma calidad.

En el encuentro ante la Cultural de Guarnizo, segundo bolo del verano para el Racing, el gallego se quedó sentando en la grada. En las próximas horas debería resolverse su futuro y rescindirse su situación contractual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario