domingo, 2 de octubre de 2016

El Racing y el frío sol de otoño


El sol de otoño no es tan frío cuando el Racing acumula victoria tras victoria, aunque sea con sufrimiento. Demasiado sufrimiento. Es un sol que brilla, pero no calienta demasiado… Pero siempre será mejor que la lluvia de la derrota.

Salió el Racing mandón ante un Valladolid B muy temeroso que había perdido a última hora al venezolano Zambrano, convocado por Herrera para el primer equipo pucelano. César Díaz entraba por la derecha como un cuchillo en la mantequilla. Al primer centro del manchego no llegó Aquino. Se presentía un partido cómodo… Pero era más un deseo colectivo que la realidad de la categoría. No hubo goleada sino remontada sobre la campana, 2-1.

En apenas seis minutos hubo otro buen centro de Aquino, un error en el control de Héber dentro del área y un rechace que rebotó en Álvaro Peña y llegó a las manos de portero Dani Hernández. El Racing embotellaba vino de Ribera del Duero, apabullaba al Valladolid B con centros desde la bandas.

En el minuto 13 se produjo una buena jugada que inició Héber desde el carril derecho (allí estuvo el gallego unos minutos), con una espuela de Peña y el remate final de Aquino, que tocó en un rival y se marchó fuera. Fue una excelente combinación. Héber lo intentó después con un centro chut buenísimo que despejó de nuevo Dani a saque de esquina. El guardameta palentino fue uno de los jugadores más destacados sobre el césped. El extremo gallego no estuvo bien ante el Valladolid B, pero dejó detalles, como ese disparo envenenado, espectaculares.


Dani Aquino descendía hasta la media punta para repartir juego. El murciano abrió el balón a la derecha al veloz César Diaz que entró como un obús cortando el área. Su disparo se estrelló en el palo. Era el minuto 17.

Después de tanto acoso racinguista sin gol se enfrió el partido. En el minuto 28 Álvaro Peña trató de rematar un balón que le había puesto Aquino, pero el vasco no controló bien la pelota dentro del área y su chut defectuoso salió muy alto.

El Racing lo había hecho todo menos marcar. Así es la vida y el fútbol, la desgracia viene en el momento más inesperado. En una internada de Manel Royo, precisamente el catalán había sufrido mucho con César Díaz, el lateral zurdo del Valladolid B pudo colgar un buen balón al área. Nadie le acosó. La defensa se durmió, el portero no salió y el balón llegó preciso al segundo palo. Camus no estuvo fino para cubrir a su par y Mayoral, un buen ratón de área, empaló el esférico hasta el fondo de las mallas llegando desde atrás. Era el minuto 33. Era un jarro de agua fría que caía sobre el líder.

Se colapsó el equipo de Ángel Viadero con el 0-1. La última ocasión de la primera mitad llegó a balón parado. Un libre directo que lanzó de manera excepcional Dani Aquino a la escuadra de la portería defendida por Dani. El guardameta del filial violeta voló para meter una mano mágica y evitar un golazo cantado. La falta de gol y un despiste condenaba al Racing a irse al descanso perdiendo. La escuadra racinguista ha estado en lo que va de temporada muy poquitos minutos por detrás en el marcador, así que debía sacar el carácter en la segunda mitad. Y vaya sí lo hizo. Ya en el primer minuto de los segundos 45 minutos César Díaz puso un gran centro al que no llegó un apagado Caye Quintana dentro del área. Hay que dar tiempo al onubense antes de crucificarle...

El Racing se volcó en la portería rival, pero no encontraba el hueco... O cuando lo hacía aparecía un portero rival que lo atrapaba todo. Ese impulso racinguista se fue frenando y el Valladolid B también empezó a creérselo. Los pucelanos tuvieron unos cuantos minutos de dominio, pero carecen de pegada arriba. Viadero hizo un doble cambio buscando la remontada. Bontempo y Coulibaly saltaron al terreno de juego en el minuto 55.



El equipo santanderino volvió a dar otro arreón y de nuevo se encadenó una buena sucesión de ocasiones a favor. Algunas muy claras, aunque no había manera de derribar la muralla de Dani hasta que en el minuto 80 se logró en una triple ocasión el ansiado tanto. Un centro de Granero desde la banda, dos remates de César y Coulibaly, paradas del arquero rival y Aquino, listo, aprovechó el rechace para empatar el choque. Lo estaba mereciendo el equipo cántabro.


Mikel Santamaría estuvo a punto de marcar a continuación rematando un balón que había colgado Peña desde la esquina. Otra combinación entre Aquino y César dejó el esférico a Óscar Fernández dentro del área. El de Renedo recortó a un defensor, pero se le echaron encima el resto y ya no pudo encontrar hueco para disparar bien. El árbitro anuló un gol a Dani Aquino por fuera de juego. El centro de César Díaz lo había tocado Coulibaly con la cabeza antes de llegar al murciano. El Racing atacaba en tromba y parecía muy posible darle la vuelta al marcador, aunque quedaba muy poco tiempo.

En el minuto 85 por fin un contragolpe del Racing terminó en gol. La escuadra santanderina tiene mucha velocidad en ataque, pero hasta la fecha saca poco partido de las contras… Pero ese tanto en una acción de este tipo llegó justo cuando más falta hacía. Óscar, que estaba muy fresco, cabalgó por la banda derecha y puso un centro a Aquino que era medio gol. El murciano estaba en el sitio idóneo en el momento justo para firmar su sexto gol de la campaña de cabeza. La remontada se había completado. El Racing sigue líder y demostrando muchas cosas positivas que permiten albergar esperanzas de cara a un ascenso a Segunda… También aspectos a mejorar. El sol de otoño de momento brilla, aunque a veces calienta poco. Lo suficiente. En Burgos, con el equipo colista y con un punto, debe nevar ya en esta estación.

Fran Díez


Racing, 2: Iván Crespo, Gándara, Camus (Bontempo, minuto 53), Mikel Santamaría, Samuel Llorca, César Díaz, Álvaro Peña, Borja Granero, Héber (Óscar Fernández, minuto 75), Caye Quintana (Coulibaly, minuto 53) y Dani Aquino.

Valladolid B, 1: Dani Hernández, Arroyo (Juan, minuto 64), Mario, Calero, Rai, Manel, Mayoral, Anuar, Higinio (Gómez, minuto 88), D. Vega y Mari.

Goles: 0-1, minuto 33, Mayoral; 1-1, minuto 80, Dani Aquino; 1-2, minuto 88, Dani Aquino.

Árbitro: Espasandín Cores (Comité Gallego). Amonestó a los locales Bontempo, Camus, Borja Granero y Dani Aquino y al visitante Mario.

Incidencias: 6.733 espectadores. En el descanso hubo una exhibición de fútbol americano a cargo del club santanderino Cantabria Bisons.


No hay comentarios:

Publicar un comentario