viernes, 8 de septiembre de 2017

Sporting B: Un filial muy filial


Nos marcamos un Mariano Rajoy para asegurar que este Sporting B es un filial muy filial. El conjunto que entrena José Alberto López Menéndez es muy joven y tiene las virtudes y defectos típicos de este tipo de escuadras de cantera.

El Sporting B juega muy bien con el balón, aunque le falta pegada en la delantera y comete algunos errores en la zaga fruto de la inexperiencia. Si tienen el día y ganan confianza en un escenario como El Molinón pueden tornarse un rival temible. En Anduva los asturianos estuvieron mejor que el Mirandés, pero perdieron 1-0. El filial venció en la primera jornada 1-0 al Gernika, cayó después ante los de Pablo Alfaro y volvió a sumar tres puntos en Sarriena doblegando al Leioa 1-2. Resultados que dejan claro que el Sporting B es un conjunto muy competitivo.


El técnico del filial sportinguista pidió una excedencia en Ikea para poder afronta el reto de subir al Sporting B a Segunda B. Esta está siendo la primera experiencia profesional de José Alberto López Menéndez y no le ha ido mal. Es un entrenador muy joven, 35 años, que ha trabajado durante años en el fútbol base de Mareo. Su equipo practica un juego vistoso y ofensivo, la temporada pasada el Sporting B llegó a ser durante varias jornadas el equipo más goleador de todas las categorías del fútbol nacional. Al final, lograron el ascenso ante el Beasain y esta campaña deberá adaptarse a ese fútbol directo vasco si quiere lograr la permanencia, el objetivo marcado además de la formación de los jóvenes.

Para el Sporting B la permanencia es un éxito en su vuelta a la categoría de bronce. Antes del descenso a Tercera había logrado mantenerse en Segunda B ocho campañas consecutivas gracias a la inagotable cantera de Mareo.


La plantilla del filial del Sporting no es como esos nuevos equipos B repletos de veteranos de 25 años y extranjeros tan abundantes en la categoría. Se mantiene el bloque de la temporada pasada y se han incorporado a un buen número de juveniles, uno de ellos es el delantero paraguayo Rolando Joel Sanabria, hermano de Antonio Sanabria, delantero ahora del Betis y antes del Sporting. También se han reforzado con algunos jugadores de futuro, pero con madurez.

Nacho Méndez, Pedro Díaz y el portero Dani Martín fueron convocados por Herrera para jugar la Copa en Reus. Los dos primeros jugaron ante los catalanes e incluso Nacho marcó el único gol del duelo. Afortunadamente para el Racing llegarán con ese desgaste.


Un viejo conocido del racinguismo y de las redes sociales, el extremeño Isma Cerro, lleva un par de campañas en el filial gijonés. El ex jugador del Racing, con 22 años, marcó la semana pasada en Sarriena. También el extremo izquierdo Berto Cayarga, que anotó de falta directa ante el Leioa.

La experiencia en la categoría la pone el mediocentro zamorano Cristian Salvador, que jugó cuatro campañas en 2ªB con el Zamora y otra más con el Sestao a sus 23 años. Para la medular han fichado al valenciano Álvaro Traver, que jugó la temporada pasada en el filial del Levante y en el UD Logroñés. Otro jugador de 24 años que dará un poco más de madurez a la escuadra asturiana. Es el "mayor" junto con el delantero leonés Claudio Medina.

Ángel Viadero analizaba así al equipo que entrena López Menéndez: "Es un filial con chicos muy jóvenes, que mantiene la base del equipo que ascendió la temporada pasada y han incorporado a varios juveniles. Algunos de ellos han jugado en Copa con el primer equipo o han estado en la primera plantilla en la pretemporada. Tienen un buen nivel. Es un equipo muy dinámico de medio campo para adelante, que juega bien… Se atreven a tocar y tienen capacidad de juego combinativo. Son peligrosos en transiciones por su rapidez y verticalidad, como todos los filiales hay que tener precaución debido a que te lo pueden hacer pasar mal si se sienten cómodos”.

El Sporting B cuajó un gran partido en 
Anduva, pese a la derrota

No hay comentarios:

Publicar un comentario