viernes, 13 de octubre de 2017

Así es el CD Vitoria


No ha empezado especialmente bien el CD Vitoria en su estreno en Segunda División B, pero es un equipo con mimbres suficientes para no sufrir demasiado y mantener la categoría de bronce con cierta holgura. Sin olvidar que el objetivo final de la entidad es formar jugadores para surtir al Eibar.

Este filial de nuevo cuño es cuarto por la cola en el Grupo II con seis puntos, ocho goles a favor y 12 en contra. Solamente ha ganado un encuentro, 1-0 a la Real Sociedad B, aunque lo cierto es que ha tenido un calendario muy duro ante la mayoría de los equipos que están arriba. A eso hay que añadir que no pudieron entrenar ni jugar sobre la hierba de Olaranbe hasta que empezó el campeonato. Demasiadas novedades para un equipo novato que hizo sufrir al Mirandés y al Sporting B en las dos últimas jornadas.

La plantilla del CD Vitoria es algo más veterana de lo es que el típico filial con jugadores de 22-23 años y cierta experiencia en la categoría. Uno de sus “veteranos” es el delantero Koldo Obieta, de 24 años, que marcó la temporada pasada 11 goles en 2ªB con el Amorebieta y otros dos más en Copa. La estrategia del Eibar ha sido reunir a un buen ramillete de promesas del fútbol vasco con la esperanza de surtir en el futuro al Eibar. También se ha fichado a alguna promesa internacional y en las filas de los alaveses milita el defensa croata Cipetic, que estaba en el filial del Elche, y el delantero senegalés Dieng, 26 años, ex del Amorebieta.


Dirige la nave Igor Gordobil, un técnico con experiencia en la categoría tras dos buenas temporadas con el Leioa, en la última casi clasifica al equipo bilbaíno para disputar la fase de ascenso a Segunda.

El CD Vitoria es un equipo con buen toque de balón, técnico y con las virtudes de los filiales, pero también es un conjunto ordenado y trabajado al estilo del Leioa de la campaña pasada a semejanza del entrenador de Arrasate. Ángel Viadero destaca también "su poderío físico". Decía el técnico racinguista que "es un rival complicado a nivel físico y que no comente errores. No es el filial del Athletic o la Real en concepto de juego de creación, es más vertical y dinómico, pero tienen velocidad y es un equipo muy hecho, complejo por esa cierta experiencia y el físico de un filial".

El CD Vitoria mantiene la columna vertebral del equipo que logró el ascenso, pero ha reforzado todas sus líneas con futbolistas de la categoría: Amelibia y Pastor (Logroñés), Ángel López (Alcoyano), Regis (Mallorca B)… Así hasta diez incorporaciones. También el Eibar ha pescado en Lezama para reforzar su filial con algunos talentos rojiblancos o de la órbitra del Athletic. Está el hijo mayor del ex portero del Athletic Armando, Alain Ribeiro, mediocentro defensivo, o el rápido Iker Amorrortu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario