martes, 21 de noviembre de 2017

Un presupuesto más austero


Casi tres millones de euros, 2.995.000, antes de gastos e ingresos financieros y de los impuestos correspondientes. Esa es la cantidad que el Racing aprobará como presupuesto para la temporada  2017/2018 en  su Junta General de Accionistas este próximo sábado. Supone un 36,4% menos que la temporada pasada y un 60,3% menos que la anterior.

La partida clave para una reducción de presupuesto tan importante es la previsión de ingresos por traspaso de jugadores. Esa cifra se ve aminorada en un 87%. Mientras que el presupuesto 2016/2017 se elaboró a sabiendas de que Koné (un millón) y los hermanos San Emeterio (800.000) serían traspasados, el club estima que este año entrarán en sus arcas tan sólo 240.000 euros por este concepto… En la práctica esto significa que el Racing tiene prevista la venta de alguno de sus activos antes del 30 de junio por algo menos de un cuarto de millón de euros.



La venta de abonos 1.130.000 euros continuará siendo la principal fuente de ingresos de la entidad racinguista, si bien esta cantidad se reduce en un 5,8% con respecto al presupuesto de la anterior temporada. Esto se plantea a pesar del aumento de abonados, posiblemente ya conocido en el momento de elaboración de este documento. También se estima un descenso de ingresos por venta de entradas que pasa de 700.000 a 650.000 euros. La única partida que crece en materia de ingresos es la correspondiente a la venta de imagen por publicidad, que pasa de 380.000 a 500.000 euros.

Es llamativa la desaparición de la partida de ingresos por comercialización de merchandaising, es decir, las ganancias obtenidas a partir de la externalizada “Tienda del Racing”. Se esperan cero euros de ella.

En materia de gastos aumenta de manera importante la partida de nóminas a profesionales de la primera plantilla, concretamente un 20% hasta 1.435.000 euros. Esta cifra, a su vez, supone un 68% más de la presupuestada para la campaña 2015/2016, temporada en la que esa partida era inferior a un millón: 850.000 euros.

Los arbitrajes y desplazamientos le supondrán una menor carga a las arcas del club y pasan de los 185.000 euros de la campaña pasada en el Grupo I a los 125.000 euros de la temporada en curso. Son viajes más cortos y casi todos sin pernoctación.

La reducción en 8,7 puntos de los gastos no compensa la pérdida prevista de ingresos de un 36,4%. La conclusión es que mientras que en el ejercicio anterior se estimaron unos beneficios contables de 1.426.000 euros, para este año el presupuesto cuadra ingresos y gastos convirtiendo el beneficio contable previsto en cero euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario