El bueno, feo y malo del Racing 0 - Real Sociedad B 0


El bueno
No fue un mal partido de la escuadra que entrena Ángel Viadero, pero sin culminar el acto no hay hijo ni gol. En el fútbol todavía no se puede marcar in vitro, ni golear en diferido o con sobres ocultos ni adoptar un 1-0. Llama la atención que dos de los futbolistas más destacados fueran dos canteranos a los que les ha tocado estar más o menos defenestrados: Sergio Ruiz y Miguel Gándara.


Ambos han tenido que remontar el río como dos salmones. A los dos les mandaron al lateral derecho por las casualidades del fútbol y ambos demostraron ante la Real Sociedad que en su puesto rinden lo mismo o más. A Gándara el entrenador nunca le ha visto como un central por su escasa estatura y sin embargo en el césped se empaña en dejar claro que puede hacerlo mejor que los dos centrales que han traído este verano, ayer ausentes por sanción y lesión. La desconfianza con los dos canteranos quizá termine por desaparecer del todo o tal vez les volvamos a ver en el lateral derecho un puesto donde parece que encaja cualquiera y ha terminado siendo algo así como el rincón de pensar.



El feo
Martín Merquelanz se lesionó de gravedad en los Campos de Sport de El Sardinero. El juego estuvo detenido tres o cuatro minutos mientras retiraban al futbolista donostiarra del terreno de juego con la camilla de la ambulancia. Estamos en Segunda B y ya no hay carrito eléctrico. Los camilleros se quedaron unos instantes en la boca del túnel de vestuarios… No era fácil bajar la camilla por esas escaleras. Una escena dura que se prolongó demasiado. El chaval realizaba gestos de dolor y las pruebas médicas que le han practicado hoy confirmar lo peor: sufre la temida triada. Ojalá que se recupere lo antes posible.


El malo
Al Racing le falta gol y a todos los ex les da por marcar. El desamor y los caprichos de la flechas de Cupido, que tiene puntería de “killer”. Dioni marcó cinco goles cinco en el 7-0 que le endosó el Fuenlabrada al Coruxo. Los madrileños ya son campeones de invierno y es inevitable añorar al malagueño al que aquí se le dieron calabazas. Marcó hasta el cántabro Luisma Villa en Anduva para dar esperanza a los racinguistas con un posible pinchazo del Mirandés… Pero allí tienen a un Cervero que no se cansa de sumar tantos y aquí a Juanjo Expósito errando ocasiones dentro del área pequeña. El asturiano hizo el 2-1 en el minuto 70 y lleva ya 14. Hizo gol hasta Adán Pérez para el Tudelano en Merkatondoa, menos mal que no rompió redes Isma Cerro esta jornada.

Fran Díez

Comentarios