Racing 0 – Real Sociedad 0: Lluvia que no moja


La borrasca Ana convirtió el terreno de juego de los Campos de Sport en una piscina en la que el Racing fue mucho mejor que el Sanse, pero los cántabros no convirtieron en gol ninguna de sus muchas ocasiones. El conjunto de Viadero fue una lluvia constante que no moja, un equipo que dominó pero incapaz de marcar.


El Mirandés se aleja a ocho puntos y los racinguistas vuelven a sumirse en un mar de dudas, pese a realizar un partido más que aceptable. El liderato se ve ahora mismo como una galaxia muy muy lejana. La irregularidad y la falta de gol están lastrando a un conjunto que no termina de encontrar su identidad.

Las duras condiciones meteorológicas fueron el jugador número 12 de los locales. La Real, que destaca por su juego combinativo, se vio impedida y sin saber qué hacer. Era muy complicado hacer rodar el balón por el césped encharcado y tardaron en reaccionar. Los montañeses con un fútbol directo y vertical encajonaron a los donostiarras desde el principio.


Los santanderinos fueron el verdadero temporal en el arranque del choque. El Racing soplaba con fuerza y casi derriba la casita de los guipuzcoanos. César Díaz en el segundo palo no llegó a conectar bien con la pelota un centro lateral y tras el rechace Rivero disparó a gol, pero Lapeña bajo palos despejó a córner. Dani Aquino probó fortuna con un disparo desde la frontal que se fue algo desviado… El mando era de los locales.

Martín Marquelanz tuvo que ser retirado en camilla del terreno de juego a causa de una lesión en el minuto 21. El dominio del Racing seguía todavía intacto y se vio una buena carrera de César en una contra o un disparo de Rivero que atrapó Zubiaurre con algún apuro.

En el minuto 35 llegó la mejor ocasión del partido y fue de falta directa. El francotirador Dani Aquino lanzó desde muy lejos y estrelló el esférico en el poste. Faltó muy poco.

El Racing cuajó un buen primer tiempo, pero no obtuvo recompensa. Óscar, César y Heber se intercambiaron posiciones y la Real tardó mucho en leer el partido… Había que jugar directo.

La segunda parte comenzó igual de vertiginosa. César Díaz lanzó un centro-chut muy escorado que se estrelló en el larguero, pero el balón ya había salido por la línea de fondo. Lo mejor era la sensación de dominio de la escuadra local, aunque sin ocasiones tan claras. Óscar hacía mucho daño en la banda derecha y atrás apenas se sufría excepto con algún despiste de Granero. Ante un equipo más poderoso al valenciano esos excesos de confianza le pueden costar caro si juega de central.

Con más corazón que cabeza el Racing seguía buscando el gol que no llegaba. El ataque racinguista era una fina lluvia que no traspasaba el chubasquero donostiarra. Lo intentaron todo. Quizá la ocasión más clara de la segunda mitad la tuvo Juanjo Expósito a pase de Óscar. El de Ontaneda remató alto dentro del área pequeña. Era el minuto 80.


El tiempo se iba agotando y marcar contrarreloj es todavía más complicado. Un remate de Gándara en un saque de esquina, una chilena de Aquino o un disparo de Óscar fueron las acciones ofensivas más destacadas. Ya con el tiempo cumplido un lejano disparo de Córcoles obligó a intervenir a Zubiaurre. Se estiró el portero vasco y evitó una victoria que merecía mucho más el Racing. Los racinguistas fueron una borrasca igual de inofensiva que Ana y no un huracán de esos que arrasan medio Caribe. El último partido de 2017 en El Sardinero dejó un mal sabor de boca, pese a la buena voluntad del equipo, que ha ofrecido actuaciones bastante peores que esta ante los txuri-urdin.

Fran Díez


Racing, 0: Iván Crespo, Córcoles, Julen, Gándara, Borja Granero, Sergio Ruiz, Óscar Fernández, Quique Rivero (Javi Cobo, minuto 65), Heber Pena (Pau Miguélez, minuto 81), Dani Aquino y César Díaz (Juanjo, minuto 69).

Real Sociedad B, 0: Zubiaurre, Gorosabel, Arrieta, Le Normand, Lapeña, Guevara, Muguruza, Sangalli (Sanz, 72), Jáuregui (Celórrio, 61), Capilla y Marquelanz (Olaizola, 23).

Árbitro: José Antonio Fernández Rodríguez (Comité Gallego). Mostró una injusta tarjeta amarilla a César Díaz y a los visitantes Guevara, Gorosabel y Capilla.

Incidencias: La entrada más floja de la temporada: 5.730 espectadores. No cesó de llover de manera intensa durante todo el partido debido al temporal.

Comentarios