Un entrenamiento breve y sin luz


La primera sesión de trabajo después del parón navideño ha sido muy breve para los racinguistas, apenas 45 minutos. La falta de luz en La Albericia puso fin al entrenamiento vespertino antes de la llegada de la borrasca 'Bruno'.

Los porteros Iván Crespo, Rumenov y Adrián Peón estuvieron con Javi Pinillos, preparador de guardametas, en el campo 1, el resto de la plantilla disponible en el campo 2, entre ellos los canteranos Badiola y Javi Gómez ya fijos con los "mayores".

Los lesionados Raúl Domínguez y Paco Regalón realizaron los primeros diez minutos con el grupo y después estuvieron corriendo con uno de los recuperadores. El central en teoría llega para jugar el primer partido de 2018 en Getxo.

La escasa luz en las instalaciones Nando Yosu de La Albericia fue menguando rápidamente. Se esperaba sobre las seis la llegada de la primera borrasca del invierno, bautizada como Bruno, y acabaron antes. Los futbolistas estaban disputando una pachanga sin porteros, pero apenas se veía el balón por lo que no continuaron jugando. No se encendió la luz del campo 2 porque apenas quedaba ya tiempo de entrenamiento. Es el primer día después de las vacaciones y estaba programado un entrenamiento muy corto, duró poco más de 45 minutos.

Comentarios