Arenas 3 - Racing 1: Nuevo año, mismo entrenador


Las fiestas navideñas no cambiaron nada en el Racing, que sigue aferrado a la irregularidad y a las derrotas inesperadas… Aunque desgraciadamente cada vez lo son menos. El Arenas, que llevaba nueve encuentros sin vencer, goleó a los cántabros 3-1 abriendo una nueva crisis en el seno racinguista.

Los aficionados verdiblancos desplazados a Gobela acabaron pidiendo la cabeza del entrenador y profiriendo cánticos en contra de los jugadores. Al final, forma parte del desencanto en torno al un equipo que no termina de convencer.



Viadero comió el turrón relativamente tranquilo estas fiestas, pero tendrá una dura cuesta de enero. El técnico apostó por una alineación titular que no funcionó. Fue una vuelta al pasado. Sergio Ruiz volvió al lateral, Granero al centro de la defensa, un doble pivote formado por Antonio Tomás y Rivero jugones en el campo más estrecho del grupo y Juanjo como mediapunta con Dani Aquino de delantero centro... Pero ni hubo gol, ni creación de juego, ni salida de balón, ni seguridad defensiva. El Racing se empantanó en Gobela, aunque no llovió dentro de la llamada “jaula”. El césped artificial después de ocho entrenamientos en esa superficie no puede ser una escusa. Los santanderinos jugaron un par de ratos y a impulsos.


El Racing entró muy bien al partido, pero fueron solamente siete minutos de mando. No es suficiente para un equipo que quiere ser campeón. Un buen pase de Óscar que Juanjo remató forzado y una doble ocasión tras una falta lateral mostraron a un conjunto visitante que salía a ganar. Un espejismo.

En el segundo acercamiento del Arenas, en el minuto ocho con 40 segundos, Aitor Ramos logró el primer gol de la tarde. El cántabro Luisma entró por banda ganando la espalda a la zaga y centró a la cabeza del capitán local para que rematara completamente solo muy cerca del punto de penalti.

El tanto hundió a los racinguistas que no reaccionaron. Alguna acción de Óscar por velocidad y poco más. El Arenas presionando a medio gas con un hombre arriba impedía que los cántabros crearan algo de juego y dificultaban su lenta salida de balón. El Racing jugó a ritmo de cabalgata. Un remate de Granero, estorbado por Aquino, tras un córner en el minuto 39 y poco más. Los vizcaínos tuvieron ocasiones más peligrosas y antes del descanso marcaron el segundo gol. Una puñalada antes del descanso. Fue un tanto extraño en un saque de esquina. Dani Aquino parece que marca en propia puerta, aunque dentro del barullo también parece que toca un futbolista rojinegro.



Viadero quiso dar un giro al partido y retiró a un renqueante Heber dando entrada a Álex García Peña y a Juanjo por César Díaz. El manchego aprovechó un buen centro de Óscar Fernández nada más empezar el segundo tiempo para cabecear el balón dentro de la red. Con 2-1 renacía una nueva esperanza.

Óscar estuvo a punto de repetir la misma acción, pero no salió a la segunda. El Racing tiene la misma fuerza gaseosa que la sidra y si en la primera parte fueron siete minutos buenos en la segunda ocurrió algo parecido.

El Arenas se puso algo nervioso, llevaba muchos partidos sin ganar, y temía que el Racing le diera la vuelta al duelo. El nojeño Luisma de falta directa estuvo a punto de sorprender a Iván Crespo en el minuto 54. Los visitantes abrían líneas y los locales dudaban. Un centro de Álex que remató César de cabeza de nuevo y otro remate de Granero tras un córner fueron los acercamientos del Racing en un tramo del partido efervescente. César Díaz llegó a marcar el empate en el minuto 61, pero el árbitro había pitado ya fuera de juego.

El cántabro Luisma volvió a asustar a Crespo con un disparo lejano tras un error de Antonio Tomás en el pase. La respuesta fue un chut de Quique Rivero desde lejos tras una buena jugada colectiva. El partido estaba loco… Cristóbal estrelló el balón en la madera y en una contra racinguista César Díaz habilitó un balón a Óscar que estaba solo dentro del área. El de Renedo había llegado extenuado desde atrás y se trastabilló al rematar.


Acto seguido llegó el 3-1 obra de Uranga en el minuto 81. Luisma se internó en el área racinguista y Cristóbal asistió bien a su compañero que anotó de cabeza. El encuentro estaba sentenciado. Desastre consumado. La situación clasificatoria de los santanderinos no es un desastre, pero la tendencia del equipo no es nada alentadora.

Fran Díez


Arenas Club, 3: Pablo, Jordan, Royo (Aguiar, 68), Zumalakárregui, Edu Luna, Matador, Aitor Ramos (Jonxa, 74), Uranga, Ontiveros (Dani López, 51), Luisma y Cristóbal.

Racing, 1: Iván Crespo, Sergio Ruiz (Pau, 70), Julen Castañeda, Gonzalo de la Fuente, Borja Granero, Antonio Tomás, Óscar Fernández, Quique Rivero, Juanjo (César Díaz, 46), Dani Aquino y Heber Pena (Alex García, 46).

Goles: 1-0, minuto 8: Aitor Ramos; 2-0, min.44: Dani Aquino en propia puerta, aunque parece que toca también Aitor Ramos en un barullo tras un córner; 2-1, min.46: César Díaz; 3-1, min.81: Uranga.

Árbitro: César Soto Grado (Comité Riojano). Mostró tarjetas amarillas a Ontiveros, Uranga, Royo, Dani López y Aitor Ramos, por parte local, y a Gonzalo y Pau, por parte visitante. Un pisotón de Ontiveros a Crespo le tuvo que haber costado la expulsión al jugador local en el 49.

Incidencias: Unos 800 espectadores de los que aproximadamente 350 eran aficionados racinguistas. Hubo gritos en contra del entrenador y de los jugadores al acabar el partido de un sector de los hinchas cántabros.

Comentarios