Equipos y porteros menos goleados de 2ªB


Al igual que repasamos los conjuntos y los delanteros con más gol tras la primera vuelta de la fase regular en Segunda B, hacemos lo propio con los guardametas y los equipos que mejor han defendido sus porterías.

El Mallorca, líder sólido del Grupo III y primer campeón de invierno de los cuatro, es la escuadra que menos tantos ha encajado de las 80. Los isleños solamente han recibido ocho dianas en 19 encuentros. Pasan tres partido para que los bermellones reciban un gol en contra. Todo un seguro de vida en su camino firme de cara al ascenso.

El Burgos, séptimo del Grupo II, ha encajado solamente un gol más que los mallorquines pero se ha visto lastrado por su falta de gol en la portería ajena y está fuera del play-off por el momento. La escuadra de Patxi Salinas defiende bien y espera encontrar gol en el mercado de invierno.

Les sigue en esta clasificación virtual un trío perseguidor a cierta distancia. Tres conjuntos han encajado 12 tantos en estos primeros 19 enfrentamientos: Fabril –segundo en el Grupo I–, Ontinyent –quinto en el Grupo III– y Melilla –sexto en el IV–. Un filial y dos conjuntos que no parten entre los favoritos de las quinielas del ascenso.

Otros cuatro equipos suman 13 goles en 19 jornadas, que sigue suponiendo una media bajísima de 0,68 tantos por encuentro: Fuenlabrada, Racing, Gernika y Villarreal B. Salvo el Gernika, que es sexto y una de las grandes sorpresas de la categoría, los otros tres ocupan plaza de fase de ascenso y son claros candidatos a meterse en el play-off. Otros cuatro equipos han encajado 14 goles en lo que va de campeonato: Mirandés, Bilbao Athletic, Sabadell y Extremadura. Los catalanes son novenos en una situación similar a la del Burgos mientras que Mirandés y Extremadura son dos claros candidatos a subir. El filial bilbaíno ha tenido mejor juego que resultados, aunque es cuarto en el Grupo II.

Llama la atención que en el Grupo II se concentran las escuadras más defensivas, hasta cinco entre las 13 menos goleadas. En el Grupo III hay cuatro y una pareja en los otros dos.


En cuanto a nombres propios destaca el portero del conjunto menos goleado, el Mallorca. El malagueño Manolo Reina tiene un coeficiente de 0,44 tras encajar ocho goles en 18 partidos. A sus 32 años cambió la Segunda A, militaba en el Nástic de Tarragona, por la B y de momento le va bien al andaluz. No es nuevo en la categoría de bronce del fútbol español, ya jugó con la escuadra catalana y con los filiales del Málaga y el Levante, pero a lo largo de su carrera ha estado más en categorías profesionales que en Segunda B: 27 partidos en Primera con Málaga y Levante y 151 en Segunda, además de su paso por el fútbol griego.


Otro veterano es el segundo portero con mejor coeficiente: Mikel Saizar. No hay sorpresas y los porteros con mejores números se corresponden con los equipos menos goleados. El arquero del Burgos ha encajado nueve goles en 19 jornada: 0,47 de media. El guipuzcoano vive una segunda juventud a sus 34 años, hará uno más el 18 de enero. También llegó a debutar en Primera, con el Córdoba hace un par de campañas y jugó en el AEK de Larnaca de Chipre. Ha pasado por media 2ªB: Real Unión, Real Sociedad B, Pontevedra, Cultural, Guadalajara…

Completan el podio, empatados tras recibir 12 goles en 19 encuentros –0,63 de coeficiente– Álvaro Campos (Ontinyent) y Dani Barrio (Melilla). Ambos tienen 30 años y mucha experiencia en la categoría. Campos, valenciano de 1,87, nunca ha llegado a jugar en categoría superior. Dani Barrio, gijonés de 1,90, se formó en Mareo aunque posteriormente jugó en el Oviedo. Tras su paso por el Leganés cumple su tercera campaña en el Melilla con muy buenos números.

Hasta la cuarta posición no encontraríamos a un guardameta joven, el del filial de la Real Sociedad. Andoni Zubiaurre lleva una media de 0,65, 11 goles en 17 partidos. Tiene 21 años y esta es su tercera temporada con los donostiarras en 2ªB, aunque la primera en la que juega como titular.


El quinto mejor portero hasta el momento es Iván Crespo con un coeficiente de 0,67, 12 goles en 18 duelos. El cántabro ha sido el Zamora oficioso de la categoría las dos últimas temporadas, una con el Lleida y otra ya como racinguista. Con 33 años recién cumplido es ya un clásico de la categoría de bronce en la que ha jugado 10 temporadas. En Segunda disputó solamente 12 duelos con el Alavés.

Con el mismo coeficiente que Crespo, pero menos partidos se encuentran dos porteros de filiales con mucho futuro por delante. Belman (Real Madrid Castilla) y Simón (Bilbao Athletic), ambos han encajado 10 goles en 15 partidos. El alicantino tiene 19 años y vive su primera campaña en 2ªB, pero tiene la experiencia en casa, su padre fue portero profesional en muchos clubes españoles y en Portugal. El vitoriano Unai Simón tiene 20 años y es el portero titular de la selección Sub-21… La Primera llama a su puerta debido a la situación de Kepa en el Athletic.

Comentarios