domingo, 14 de enero de 2018

Racing 1 - Gernika 0: Tres puntos y muchos silbidos


El Racing tuvo ocasiones de sobra para golear al Gernika, pero terminó ganando por la mínima y saliendo del terreno de juego en medio de una enorme pitada. Tras una buena primera parte el equipo santanderino quemó una traca considerable en la segunda. Iván Crespo evitó, una vez más, el desastre.

Viadero no mete goles, pero es evidente que su equipo atraviesa un bache enorme de juego. Una depresión que amenaza su puesto y también con dinamitar el racinguismo. El Racing sigue con problemas y la grada reclama cabezas. El ambiente es nefasto en un momento de la temporada en la que el equipo se juega el primer puesto de la clasificación… Un objetivo que tiene a tiro.

El Racing salió muy metido en el partido ante un Gernika quizá sobrepasado por el ambiente. Tras unos primeros acercamientos locales antes del primer cuarto de hora César Díaz perforó la portería defendida por Diego Carrio aprovechando un buen pase entrelíneas de Aquino en una buena jugada iniciada por Óscar. Dos minutos después Borja Granero estrelló un testarazo en el poste tras un saque de esquina. El Racing era dueño y señor del duelo ante un Gernika algo temeroso.

En el minuto 25 Borja Granero estuvo a punto de superar a Diego, aunque el arquero vasco despejó la pelota en el último instante. La escuadra verdiblanca achuchaba mucho. Quizá una de las opciones más claras de anotar el segundo la tuvo Óscar en una carrera veloz cuando pasaba la media hora de partido. El chut del de Renedo lo despejó a saque de esquina el guardameta visitante. En el 37 Dani Aquino marcó gracias a un pase de Heber, pero el tanto fue anulado por fuera de juego. Uno de los auxiliares del árbitro salmantino González Hernández tardaba un mundo en levantar la bandera.

La primera parte terminó con una gran parada de Iván Crespo tras una falta directa. Un mal presagio. La renta de 1-0 era exigua y los precedentes penosos… Pese a todo, el Racing había cuajado una buena primera mitad.


Nada más comenzar la segunda parte pudo haber cambiado todo en un instante. Etxabe, profesor y futbolistas, estrelló el balón en la madera tras un remate a bocajarro y un buen pase de Abaroa. César Díaz contestó fallando el gol de Abreu… Lo complicado era golpear a la pelota tal y como lo hizo el manchego con todo a favor y la portería franca. Aquino le regaló el segundo gol y el ex del Albacete lo tiró a la basura.

Si la ocasión que había fallado César era complicada de errar, la de Heber Pena todavía fue igual o peor. El gallego chutó al vacío con la zaga vasca ya derrotada tras una buena acción por banda derecha de Aquino, que ya había regateado al portero rival.

El conjunto de Jabi Luaces empezó a creer que podía hacer daño al Racing, que David derrotó a Golitat. El Gernika comenzó a tener la pelota y a jugar… Ni fútbol directo ni nada, los vizcaínos bailaron a un Racing apático. Los jugadores locales no presionaban y sus líneas estaban demasiado separadas. El puzle se desarmaba dejando una imagen rota y penosa con la afición pitando a los suyos y La Gradona reclamando “huevos” para cenar. En el minuto 75 dio la sensación de que Crespo atrapaba el balón dentro de su portería tras un remate de Jon Madrazo, pero el colegiado no pitó nada ni los visitantes protestaron. Ya habían disfrutado de una ocasión anterior que había despejado el portero montañés.

El 83 Madrazo puso a prueba a Iván Crespo otra vez y los nervios y corazones de todo el estadio. El portero de Viveda rachazó el esférico cuerpo a tierra… El Racing había perdonado lo indecible y la ley no escrita del fútbol asegura que lo acabas pagando.


Con el Gernika volcado buscando el empate Óscar tuvo una buena acción en una contra, también otra de César Díaz y Antonio Tomás marcó otro gol anulado por fuera de juego… No hubo manera sobre todo porque cada uno hacía la guerra por su cuenta. Los racinguistas empezaron a sufrir calambres y a perder tiempo en la esquina… Pobre sensación ante un humilde Gernika que demostró el porqué le está yendo bien a domicilio esta temporada.

Fran Díez


Racing, 1: Iván Crespo, Córcoles, Julen, Regalón, Gonzalo (Gándara, 50), Borja Granero (Sergio Ruiz, 77), Oscar, Antonio Tomás, César Díaz, Dan Aquino y Héber (Alex García, 80).

Gernika, 0: Diego Carrio, Kevin, Murgoitio (Pradera, 79), Berasaluce (Pecharromán, 84), Carracedo, Gorka Larrucea, Entziondo, Olaetxea, Etxabe (Torrealdai, 87), Abaroa y Madrazo.

Árbitro: Alberto González Hernández (Comité castellano-leonés). Mostró tarjetas amarillas a Borja Granero –es la quinta–, Antonio Tomás y Córcoles, por parte local, y a Berasaluce, Larrucea y Pradera, por parte visitante.

Gol: 1-0, min.15: César Díaz a pase de Aquino.

Incidencias: 5.708 espectadores. Tarde muy fría y lluviosa.

2 comentarios:

  1. Penoso partido el de ayer, contra un rival infinitamente inferior y mas penoso todavia lo de la gradona cargando solo contra los jugadores y ni el mas minimo comentario contra el resto de culpables de esta situacion ( entrenador y directiva ), que mala espina da eso.

    ResponderEliminar
  2. Sólo faltaba no poder pitar este despropósito. A ver si espabila la Gradonita.

    ResponderEliminar