martes, 20 de febrero de 2018

Los movimientos de banquillo en el Grupo II de 2ªB


Después de 26 jornadas siete clubes del Grupo II han cambiado de entrenador, un 35%. El último equipo en estrenar técnico ha sido el Burgos, que ha presentado hoy al asturiano Alejadro Menéndez.


En total han sido 31 los entrenadores que han dirigido conjuntos en este grupo de Segunda B. El Izarra, que ha tenido cuatro, se lleva la palma y además con líos y polémicas. Nacho Martín acusó al presidente de la entidad navarra de echarle por no contar con su hijo.

El único club clasificado entre los diez primeros que ha destituido a un entrenador ha sido el Racing con el cambio de Ángel Viadero por Carlos Pouso. El otro "gallito" con variación de dirigente ha sido el Burgos, undécimo, muy lejos de las expectativas generadas al iniciarse la campaña. Los burgaleses destituyeron a Patxi Salinas, el director deportivo Nacho Fernández dirigió un partido –con derrota en Irún– y ahora llega Alejandro Menéndez. El exentrenador racinguista realizó una gran campaña con el Celta B, pero se quedó sin equipo este verano. No lo tendrá fácil en el banquillo castellano.


Del undécimo clasificado al colista han sido seis los clubes con cambios en la parcela técnica, un 60% que deja claro que en la zona baja de la tabla la tensión es máxima y que los resultados marcan el destino de los entrenadores.

Peculiar ha sido el caso del Amorebieta, decimotercero en la tabla, que ha tenido que cambiar de técnico debido a que Joseba Etxeberria fichó por el Tenerife de Segunda A. Los canarios incluso pagaron por el traspaso del exinternacional una cantidad importante para la categoría. Un hombre de la casa, Xabi Sánchez Bringas, ha tomado el relevo. Dirigía al filial en Primera Regional. El de Etxeberria es el único caso de Segunda B esta temporada en el que el técnico cesa de sus funciones para irse a otro club de superior categoría y el único caso en el que el relevo en el banquillo no viene dado por los malos resultados o polémicas.

El Real Unión cesó a Santana, que estaba cedido por la Real Sociedad, y contrató a José Luis Ribera, antiguo central del super-Dépor. Los irundarras están sufriendo esta temporada más de lo previsto, aunque ahora parece que han tomado algo de aire ganando al Burgos en la última jornada. Con Ribera han logrado tres triunfos y tres empates en ocho partidos.

Obviamente en la zona caliente de la tabla ha habido más movimientos en el área técnica. De los cuatro últimos clasificados, los que están en descenso, en la mitad hubo destituciones. El colista, el Caudal de Mieres, cambió a Paco Fernández por Uribe y la peña Sport ha tenido tres entrenadores. El Lealtad sigue aferrado a un técnico con cartel en la categoría, Roberto Aguirre, y en el Osasuna Promesas, continua Sergio Amatriain. En un filial lo primordial es formar futbolistas para el primer equipo... Algo que han logrado ya esta campaña, caso por ejemplo de Barja, y eso ha disminuido el potencial del B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario