domingo, 4 de febrero de 2018

Racing 0 - Leioa 0: Sin truco final


No hubo goles ni victoria. Ángel Viadero lo intentó todo, incluso un cambio de planteamiento final. Ni siquiera funcionó el truco de dejar al último en llegar, Adán Gurdiel, la banda derecha y reforzar el centro del campo con Javi Cobo. No se ganó y continúo esa dinámica de un Racing sin ideas, apagado y atenazado. El entrenador santanderino abandonó el estadio y no volverá a dirigir al equipo de su vida.

Todo pudo cambiar en un instante. Antes de cumplirse el segundo minuto Dani Aquino habilitó un gran pase para Álex García, que se internó veloz y encaró al portero rival. Su disparo se estrelló en el larguero. Fue la mejor ocasión del encuentro. Franco Acosta que llegaba por detrás no estuvo ágil para meter la caña en el rechace. Los cántabros salieron con brío, pero duró poco.

A los 14 minutos Iván Crespo tuvo que intervenir para rechazar con los puños de Mazinger un disparo desde dentro del área tras un saque de esquina. Los defensas locales parecían que se empeñaban en despejar siempre al sitio incorrecto. Con muy poco el Leioa rompía las líneas del Racing. Un pase de Aitor Aspar dejó cara a cara al andaluz Óscar García solo delante de Crespo. El portero cántabro despejó el disparo cruzado, pero demasiado centrado.


En el minuto 24 una buena internada de Julen Castañeda estuvo a punto de terminar en gol. El centro del guipuzcoano rebotó en un defensa del Leioa y se estrelló en la cepa del poste. No era un día de suerte. Había alternativas en el encuentro y Antonio Tomás despejó un remate de Yurrebaso. Los locales no ejercían el dominio previsto ante un rival que se había presentado en Santander sin poder completar las 18 fichas, con los tres cambios justos y el portero suplente.


A punto estuvo de llegar el naufragio total en el minuto 35 en una extraña jugada. Yurrebaso llegó a marcar, pasando el balón por debajo de las piernas de Crespo, el árbitro burgalés obligó a repetir una falta que sacó demasiado rápido el conjunto azulgrana. En El Sardinero se escucharon los pitos y gritos, ecos lejanos del concierto de Enrique Iglesias.


En la segunda parte hubo más de lo mismo. Los hombres de Viadero no encontraban el camino. Un disparo cruzado de Aquino, un centro chut de Heber a las manos del portero rival u otro disparo del murciano que atrapó en dos tiempos Iturrioz. Los cambios aportaron poco y el equipo local se fue diluyendo, apagándose como una vela ante una brisa suave. El Leioa no creyó realmente en que podía ganar y se conformó con perder tiempo para arañar un punto. Regalón se fue a la calle por roja directa evitando una contra que frenó el árbitro con la expulsión… Si aplica la ley de la ventaja y muestra después una cartulina amarilla hubiese dejado a tres jugadores del Leioa ante un defensa racinguista. Los futbolistas locales trataban de hacer cada uno la guerra por su cuenta y se abusó demasiado de centros laterales desde muy lejos… El Racing de Viadero había fracasado, sin rumbo ni alternativas… Al consejo de administración no les quedaba otro remedio que cambiar de entrenador. Al menos fue rápido y todavía quedan jornadas para ilusionar a los aficionados. No será fácil.


Racing, 0: Iván Crespo, Adán Gurdiel, Julen Castañeda, Gándara, Regalón, Antonio Tomás (Borja Granero, min. 79), Javi Cobo (César Díaz, min. 67), Sergio Ruiz, Acosta, Dani Aquino y Alex García (Heber, min. 62).

SD Leioa, 0: Iturrioz, Ferrone, Magdaleno (Morcillo, min. 65), Córdoba, Alain, Iosu Villar, Goti (Jorge Cortés, min. 75), Nico Baleani, Yurrebaso, Aitor Aspas y Óscar García (Abella, min. 87).

Árbitro: César Díez Cano (Comité Castellano-leonés). Expulsó por roja directa al jugador del Racing Regalón en el minuto 84. Amonestó al local Dani Aquino; y a los visitantes Alain, Iosu Villar y Nico Baleani.

Incidencias: 6.024 espectadores. Tarde muy fría, con 8 grados, lluvia y granizo. El terreno de juego presentaba varios charcos debido a una tromba de granizo que cayó poco antes de empezar. Se realizó un homenaje a los tres cántabros ganadores de la medalla de oro en el Europeo de balonmano con la presencia de Ángel Fernández. También se guardó un minuto de silencio por el vasco García, capitán del famoso Racing de los bigotes de los años setenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario