jueves, 8 de febrero de 2018

Segunda día de clase con Pouso


Carlos Pouso no despertó la misma expectación en su segundo día de trabajo al frente del Racing. “Las mujeres demasiado bellas sorprenden menos el segundo día”, escribió Stendhal, claro que con el técnico vasco no hablamos de hermosura sino de fútbol en estado puro.

La novedad estuvo en la superficie de entrenamiento, el equipo trabajó sobre césped artificial, aunque jugará el sábado en hierba natural. Los campos 1 y 2 de La Albericia estaban demasiado blandos por la lluvia de estos días y Pouso optó por utilizar uno de los terrenos de juego sintéticos de última generación pagados por la Federación. Él mismo volvió a colocar picas y conos, le gusta estar a pie de obra. Pouso es muy activo. Intenso. El de Lejona es sumamente expresivo y se escuchan sus instrucciones y gritos perfectamente desde la banda…

No hubo nada parecido a un once titular y otro de suplentes, tal y como advirtió el día antes. Todo fueron ejercicios de defensa y ataque con esa “intensidad pousiana”. Dani Aquino por el centro con César Díaz por la derecha y Pau Miguélez por la izquierda fue uno de los tríos de ataque en uno de los ejercicios. Borja Granero siguió ejerciendo de central y Álex García Peña como lateral zurdo. El once que pueda presentar el técnico vasco en Tafalla es toda una incógnita. El entrenamiento del viernes será clave y servirá ya como preparación específica para el encuentro en tierras navarras.


Es baja segura Paco Regalón por sanción. El primer recurso del Racing no prosperó y la cartulina roja es ya inamovible. El central Gonzalo de la Fuente y el delantero Borja Lázaro ni siquiera saltaron al césped y se quedaron en el gimnasio. Parece que el atacante madrileño tampoco llegará ya para medirse a la Peña Sport. Lázaro sufre dolencias musculares en los isquiotibiales y está resfriado. Bienvenido al norte.
Con ese panorama la defensa parece clara con Gurdiel, Gándara, Granero y Julen… Quizá Álex de inicio, aunque parece improbable que deje fuera al guipuzcoano.

El segundo entrenador, Raúl García, tirando del técnica...

Iván Crespo, que estuvo a las órdenes de Carlos Pouso en el Club Deportivo Mirandés durante la campaña 2012/13, definió al nuevo entrenador del Racing como “cercano y motivador. Quiere que el vestuario recupere la confianza en sí mismo, que nos atrevamos a hacer cosas y para eso sería importante ganar a la Peña Sport en Tafalla”. El nuevo entrenador ya ha asegurado que no quiere cambios brucos sino que el grupo gane en confianza.

El equipo vuelve a entrenar en La Albericia mañana viernes a las diez y media, a las doce y cuarto Pouso ofrecerá la rueda de prensa previa al partido y el equipo viajará el mismo sábado a Tafalla. El autobús sale a las nueve menos cuarto de Santander.

No hay comentarios:

Publicar un comentario