domingo, 11 de marzo de 2018

Barakaldo 2 – Racing 0: La culpa está en el viento



Peor imposible. No hubo opciones ni de sumar un punto en una jornada en la que el Racing podía haber dado un golpe encima de la mesa del Grupo II con la derrota del líder.


No hay videomarcadores gigantescos en Lasesarre. Solamente uno pequeñito y monocromo. El Racing con toda su grandeza e historia se hizo pequeñito hasta el ridículo. Más del mil racinguistas lo sufrieron en directo y muchos otros desde sus casas. Es el peor momento deportivo de la historia y la caída no tiene freno. El Racing termina la jornada cuarto y con solamente dos puntos de colchón para no despedir la temporada en mayo.


La culpa no era de Viadero ni lo es de Pouso, de los jugadores, en parte, y de esa parte del Consejo de administración que maneja el club, por supuesto. Al final, la culpa no es de nadie. La culpa está el viento como decía Zapatero, de ese mismo que soplaba con fuerza en Lasesarre. Igual que los fichajes, que son de la comisión deportiva y nadie asume nada.

El viento fuerte y el césped irregular condicionaron el partido, pero el Barakaldo se adaptó muy rápido a las circunstancias y el Racing se quedó embobado. El 4-3-3 de Pouso fue un desastre. Sergio se vio superado como ancla del centro del campo y Gurdiel totalmente solo en la banda derecha convirtió su carril en la autovía que une Barakaldo con Castro para que circularan todos los rivales. No salió nada bien. Ni Rivero ni Granero tuvieron llegada ni hubo bandas... Cero patatero.

El Racing no tuvo ni ese buen arranque habitual. Un naufragio que llega tras encadenar más errores que en el del Titanic. Ya en los primeros compases Gonzalo vio una cartulina amarilla. El Barakaldo achuchaba y los cántabros estaban perdidos, se veían superados. Mala señal.

En el minuto ocho un control de Ander Vitoria dentro del área supuso el primer aviso. Iván Crespo despejó a córner. La zaga racinguista no estaba fina y el conjunto vizcaíno con las dificultades del viento y el césped trataba de combinar con bastante más acierto que los visitantes… Fue un primer cuarto de hora muy trabado y lleno de imprecisiones por parte de ambas escuadras, aunque con algo más de empuje de los locales.

El primer disparo a puerta llegó en el minuto 17, un error de Sergio y la contra del Baraka que terminó con el chut de Son. Desvió Iván Crespo a saque de esquina con apuros. Una vez más el portero de Viveda es la última frontera. Afortunadamente el futbolista del Barakaldo no vio a su compañero desmarcado y solo en la banda derecha del Racing… Hubiese sido gol.

El peligro continuó rondado la portería cántabra. Ander Vitoria remató y de nuevo Crespo despejó a córner... El Racing estaba empanado y la afición, frita.


En el minuto 21 Dani Aquino de falta directa estuvo a punto de sorprender al portero, pero Txusta logró despejar el esférico. Tenía que ser a balón parado, el Racing estaba sin ideas con los jugadores muy estáticos y con muchas dificultades para controlar y pasar el balón.

Pasada la media hora Sergio Buenacasa entró por la derecha como un obús, era un coladero, y regateó a un flojo Regalón. La jugada quedó en nada, pero el partido pintaba mal para el Racing. No fue la única ocasión, Olartua de cabeza tras un córner remató cerca de la portería cántabra. Los de Pouso estaban a la deriva y navegando cerca de las rozas. Fueron unos minutos penosos… Y eso con el viento a favor.

En un lío entre Rivero y Gurdiel casi entra Buenacasa hasta la cocina de Crespo, pero el berciano se recuperó a tiempo y salvó la situación dentro del área. Si entraban por la banda derecha del Racing con peligro, lo mismo ocurría por la izquierda. En el 41 Crespo evitó el gol con una gran parado a disparo de Son. El partido era un suplicio para los visitantes.

El fútbol es cambiante cual hoja al viento y ya con el tiempo cumplido una falta botada y obtenida de forma canchera por Dani Aquino terminó muy cerquita de ser gol con un remate de cabeza de Paco Regalón. El cordobés había estado mal atrás, pero lo mismo lo pudo arreglar a balón parado. Lo mejor fue llegar al descanso manteniendo el 0-0.

En el inicio de la segunda parte cambió un poco la tónica y se abrió algo más el partido. Los errores en la precisión del pase continuaron pero hubo alguna arrancada de furia de Aquino o en velocidad de Heber. En el minuto 50 Borja Lázaro, muy escorado, disparó a puerta teniendo a Dani Aquino y a Heber solos… Txusta pudo atrapar la pelota.

Respondió el Barakaldo con un disparo de Ander Vitoria desde la frontal que bloqueó Crespo. Siguió el intercambio de golpes y Heber en una buena internada terminó chutando a puerta… Paró Txusta. Son hizo lo propio en su banda y una vez superado Julen fue Regalón el que cortó su trayectoria de manera providencial ya dentro del área.

En la siguiente acción no cortó el andaluz a tiempo la jugada… Error de bulto de la zaga, tanto y golazo de Sergio Buenacasa que clavó la pelota justo donde debía. El Sub-23 que llegó a debutar con la Juve en un amistoso… 1-0 y todo perdido. No se recuperó el Racing que se quedó zombi sobre el terreno de juego. Cambió Pouso al 4-4-2 con Pau… Dada lo mismo.

En el 62 otra internada de Son superando a Julen y ningún central colocado bien en el área casi cuesta el segundo tanto. Ander Vitoria golpeó de manera defectuosa a la pelota. El Raciong estaba grogui.
Poco después Son no llegó a rematar un centro desde la derecha de la zaga racinguista y estaba dentro del área pequeña. Los cántabros estaban pasando un calvario.

La vida te da regalos y el viento dejó el balón franco a Dani Aquino dentro del área. El murciano se precipitó y envió a las gradas de colorines el esférico. Aquino se quedó tendido en el verde tapándose la cara con las manos.


El Racing se quedó mustio a merced del Barakaldo. Solamente una contra o algo fortuito podía cambiar el panorama… Pero no hubo más fortuna ante tan escaso bagaje ofensivo.



En el 77 hubo otro centro de Son, el enésimo, tras ganarle la partida a Gonzalo, ésta vez el centro fue pasado… El dominio local era constante y los racinguistas eran una caricatura. No funcionaba nada ni los cambios aportaron más madera. Así que pasó lo que tenía que pasar: el 2-0. El tanto llegó tras un saque de esquina en el minuto 84. Ander Vitoria fue el autor de un gol que sirve para que el Racing se despida del primer puesto… No hay milagros tan grandes y Pouso no es un santo que pueda obrarlos.

Fran Díez


Barakaldo, 2: Txusta, Andrada, Galán, Picón, Olaortúa, Baba, Son (Ito, 86), Galder, Buenacasa (Sergio García, 75), Vitoria y Cuerva.

Racing, 0: Iván Crespo, Adán Gurdiel, Julen, Gonzalo, Regalón, Borja Granero, Heber Pena (César Díaz, 67), Quique Rivero (Pau, 60), Borja Lázaro, Dani Aquino y Sergio Ruiz (Javi Cobo, 85).

Goles: 1-0, minuto 57, Sergio Buenacasa; 2-0, minuto 84,  Ander Vitoria.

Árbitro: Borja Martínez García (Comité riojano). Mostró tarjetas amarillas a Picón, Galder y Galán, por parte local, y a Gonzalo y Dani Aquino, por parte visitante.

Incidencias: Césped muy irregular y un fuerte viento. Unos mil seguidores del Racing en Lasesarre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario