Burgos-Racing: Último tren para ambos


El Racing de Pouso todavía no ha ganado a domicilio y a falta de ocho partidos las opciones remotas del primer puesto pasan por variar esa dinámica negativa lejos de casa.

Ese el objetivo que se ha fijado el Racing en Burgos el domingo a partir de las cinco: ganar y convencer como visitante. Las dos últimas campañas los santanderinos han logrado vencer 0-1 con goles de los delanteros fichados en el mercado invernal: Pumpido y Prats. Ahora le toca a Lázaro siguiendo la secuencia.

La Real Sociedad B venció ayer en Lejona 0-2 y el filial donostiarra ha dormido segundo en la tabla con 58 puntos, uno más que el Mirandés y cuatro más que el Racing. No está la jornada para dispendios. Los cinco primeros clasificados juegan como foráneos y el que sea más fuerte dará un pasito más en el duro camino hasta la fase de ascenso: Caudal-Sporting B, Lealtad-Mirandés, Burgos-Racing y CD Vitoria-Athletic B. El Sanse ya mostró ayer sus cartas y parece que a los potrillos les da igual que les quiten a su máximo goleador y a su entrenador, Imanol, que ya ejerce de jefe en el primer equipo.


El Burgos también lucha por sus objetivos, la clasificación para la Copa del Rey. La derrota en Mareo la última jornada les ha dejado muy tocados, no hay que olvidar que el equipo llegó a ser líder a principio de temporada y que el objetivo era el ascenso. “Es imposible llegar arriba, aunque no vamos a renunciar a ello todavía e iremos partido a partido. Lo primero es asegurar la Copa”, reconocía Alejandro Menéndez. La mejoría de juego desde la llegada del entrenador asturiano al banquillo no se ha trasladado a los resultados y Menéndez necesita un partido de reafirmación. Esta semana el conjunto castellano ha renovado a su portero Saizar y al defensa Julio Rico. Ya se piensa en la próxima campaña con el estadio a punto de ponerse patas arriba por las obras de remodelación y sin unas buenas instalaciones para entrenar.

Los blanquinegros afrontan el choque con tres bajas: el atacante Chevi, el lateral diestro titular Andrés González y el extremo Jon Madrazo. Los dos últimos eran fijos en el once. A Pouso le falta Granero y Heber no estará al 100% aunque podría jugar con una protección en la mano y ha viajado a Burgos. Parece que el entrenador prefiere ser cauto con el ferrolano, algo lógico, sobre todo teniendo en cuenta que tiene las alternativas de Pau y Álex y la de César a pierna cambiada. Se quedaron fuera de la convocatoria Óscar y Acosta, además del lesionado Granero.


El Burgos no ha perdido en casa ninguno de sus tres últimos enfrentamientos y se ha mostrado sólido toda la temporada en su estadio. El único que ha ganado allí fue el Tudelano, 0-1. El resto han sido seis triunfos y ocho empates. Los castellanos siguen siendo el conjunto menos goleado del Grupo II y de la categoría compartiendo distinción con Mallorca y Melilla. Un hueso duro de roer.

Si el rival es muy fuerte en casa el Racing se debilita a domicilio. Pouso reconocía que su equipo tiene dos caras, como el dicho atribuido a los santanderinos –no por ser falsos sino por las dos cabezas que aparecen en el escudo de la ciudad–. Los racinguistas tendrán fácil mejorar el espantoso rendimiento de Lezama y Lasesarre. Peor no se pueden hacer las cosas. El técnico vasco se ha echado la culpa de estos descalabros y espera poder “espabilar” a los suyos en El Plantío.

A Menéndez le preocupa el gol que tiene el Racing, ya sea jugando algo más elaborado o con juego directo, con Lázaro y Aquino. El entrenador rival alabó a ambos: “Es de las mejores delanteras de la categoría”.


Pese a la meteorología, una mínima de -3º y con lluvia o nieve, se espera que el Racing esté arropado por más de medio millar de aficionados en Burgos. El encuentro se puede seguir por streaming en la plataforma de Proliga al precio de 3,95 euros.

Javier Iglesias Villanueva, hermano pequeño del árbitro de Primera, arbitrará el encuentro. Ha pitado cinco veces a los santanderinos, dos esta campaña: en El Molinón (3-1) y ante el Tudelano en El Sardinero (1-1). Resulta curioso pero ha arbitrado cinco veces en El Plantío y con él nunca ha vencido el conjunto local, cuatro derrotas y un empate. El coruñés cumple ya su undécima temporada en Segunda B a sus 34 años.

Comentarios