jueves, 8 de marzo de 2018

El Racing y sus enfrentamientos particulares


Con la clasificación muy comprimida en la zona noble de la tabla repasamos los enfrentamientos particulares del Racing con sus rivales a falta de diez jornadas para que concluya la fase regular.

El Racing tiene en esta jornada 28 del campeonato los mismos números en casa que la temporada pasada, 30 puntos de 42 posibles, el 71,4% de los puestos en juego.

El problema de los racinguistas está lejos de El Sardinero, justo antes de la complicada salida a Lasesarre donde el Barakaldo todavía no ha perdido.


Los santanderinos presentan resultados mucho peores fuera de casa con solamente 21 puntos de los 42 posibles, el 50% frente a los 31 puntos logrados el ejercicio pasado. La temporada anterior el Racing era el mejor equipo visitante, no solamente de su grupo sino de los 80 clubes de Segunda B. Este año es el cuarto del Grupo II.

El Racing ha dejado de sumar 33 puntos de los 84 disputados hasta ahora, el 39,3%. Se ha dejado demasiados puntos y ante todo tipo de rivales, aunque especialmente ha flojeado ante los adversarios más en forma o más potentes. Contra los ocho primeros clasificados el Racing no ha salido bien parado.

En cuanto a los golaverages particulares ya hay ocho definitivos para los cántabros. El Racing gana ante Gernika, Leioa, Izarra, Vitoria y Peña Sport y lo pierde contra el Sporting B, Athletic B y Arenas de Getxo.

El golaverage ante el Mirandés, que puede ser decisivo, dependerá del individual de cada equipo, como el año pasado ante la Cultural Leonesa. Una situación que originó que el Racing terminase segundo y no primero. Ahora mismo el Mirandés tiene una diferencia goleadora de +13 goles y el Racing +10. Está muy igualado.

Los hombres de Carlos Pouso tendrán que remontar el resultado particular ante su antiguo club, un 2-1 ante el Logroñés y superar los empates ante Real Sociedad B y Tudelano. Ante estos dos equipos pueden ser determinante cómo transcurran las próximas jornadas y si se van descolgando de la lucha por el ascenso. El filial donostiarra tiene el calendario más duro de los equipos de arriba y vendió a su máximo goleador, algo que puede restarles potencial para cuando se midan a los racinguistas en la penúltima jornada. En Tudela se juega a falta de tres jornadas y el conjunto navarro es ahora mismo octava a seis puntos de la cuarta plaza. Esta jornada 29, con 10 partidos para acabar, marcará muchas tendencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario