Un Racing sexto… y cuarto


Esta fragmentada jornada 33 del Grupo II de Segunda B, de momento, está siendo bastante positiva para los intereses del Racing, siempre y cuando los santanderinos ganen al Caudal el domingo.


El Gernika empezó perdiendo el miércoles ante el Tudelano con un gol del exracinguista Adán Pérez. Los vascos igualaron en el minuto 76 con un tanto de Güemes. El equipo revelación del Grupo II empata a puntos momentáneamente con el Racing, 55, pero no ganó en Urbieta. Un alivio. El Gernika fue muy superior a la escuadra navarra, así de contundente lo afirmaba su entrenador, Javi Luaces: “Hemos sido muy superiores, las hemos tenido de todos los colores. Solo la falta de acierto nos impidió ganar. Han pasado tres veces de mediocampo”.

La temporada del Gernika está siendo espléndida. Nadie contaba con ellos y no han aflojado, siguen metidos de lleno en la pelea por entrar en la fase de ascenso incluso con más ilusión. “Los chavales están haciendo un temporadón. Gente que viene del trabajo al partido directamente... La respuesta del público es acorde con lo que hace el equipo. Los 22 jabatos de ese vestuario no se merecen más que ovación tras ovación”, alabó el entrenador de Busturia.

La Real Sociedad B empató en Irún con el Real Unión sin goles, un reparto de puntos entre vecinos que no les viene mal a ninguno. Los irundaras se alejan de la promoción y los potrillos siguen en zona de fase de ascenso con 59 puntos pese al cambio de técnico y la marcha de su máximo goleador. La UD Logroñés pinchó en Getxo y empató con el Arenas. Un perseguidor menos. Han sido tres empates que le vienen de perlas al Racing.

El Bilbao Athletic venció 1-0 al Barakaldo en el duelo más atractivo de la jornada. Ambas escuadras estaban en buena forma y una de las dos se iba a descolgar de esa lucha por la cuarta plaza, quizá tercera. Con esta derrota los fabriles se alejan un poco de su sueño de entrar en los play-off, sobre todo por su falta de triunfos a domicilio, y el filial de los leones sigue en la puja rehaciéndose tras la derrota sufrida ante el CD Vitoria.

El líder, el Sporting B, juega el sábado a las doce en Mareo ante un necesitado Lealtad. Un duelo asturiano en el que nadie regalará nada. El filial es muy fuerte como local, no han perdido ningún partido y solamente han cedido tres empates.


El domingo será el turno de los otros dos aspirantes a la primera plaza o a pelear esos puestos de fase de ascenso. El Racing se mide al Caudal a las cinco y el Mirandés comenzará una hora más tarde su contienda contra el Osasuna Promesas en Anduva. Tanto los de Mieres como el filial rojillo están en zona de descenso… En teoría son rivales asequibles para las dos plantillas más potentes del grupo.


El Sporting B tiene 63 puntos, una buena renta. El Sanse se ha quedado con 59, de momento segundo a la espera de que concluya la jornada… Lo normal sería que fuese rebasado por el Mirandés que tiene 57 y dos partidos menos. El de este domingo y el que tendrá que disputar el miércoles 4 de abril en Villaviciosa a las cinco y media de la tarde. Algo perfecto para los racinguistas que juegan ante el Lealtad el domingo 8 de abril a las cinco y media ante un conjunto asturiano previsiblemente agotado… Los de Roberto Aguirre tendrá que medirse en nueve días a Sporting B, Mirandés y Racing.

La cuarta, quinta y sexta plaza las ocupan tres clubes con 55 puntos, aunque la jornada no ha terminado y es algo anecdótico y efímero. Los enfrentamientos particulares o los empates múltiples no se contabilizan hasta el final de la fase regular. Técnicamente en este triple empate el Racing sería sexto por la peor diferencia de goles, +10, mientras que el Bilbao Athletic tiene +21 y el Gernika +13.


Si bien es cierto que como en este triple empate ya se han enfrentado en las dos vueltas los tres equipos sabemos ya que si la fase regular terminase así el Racing saldría beneficiado debido a que sumó nueve puntos por los cuatro de Gernika y Bilbao Athletic. Algo así al final del campeonato sería una suerte para los santanderinos porque tienen bastantes enfrentamientos particulares perdidos con los equipos de arriba –Sporting B, Athletic B y Barakaldo– e igualado con el Mirandés, aunque los de Pablo Alfaro tienen ahora +15 en la diferencia de goles, cinco más que los de Pouso.

La normativa de la Federación es clara y específica y los desempates solamente se llevan a cabo al terminar la competición… Lo de antes no vale nada ni sirve para algo práctico. Es improbable que Racing, Gernika y Athletic B acaben el campeonato empatados, pero si fuese así los cántabros mantendrían la cuarta plaza porque ganan los enfrentamientos particulares. Durante la disputa de la fase regular se contabiliza solamente la diferencia de goles ya que se entiende que todavía no se han disputado todos los enfrentamientos entre equipos y es algo que facilita la elaboración de las clasificaciones durante el desarrollo de las competiciones. Un tecnicismo que dejaría hoy al Racing sexto, aunque hasta que la jornada no acaba realmente no hay clasificación final sino virtual… Y los cántabros cuentan con sumar tres puntos ante el Caudal.

Comentarios