lunes, 9 de abril de 2018

La expiación de Jerin


Fue la sorpresa en el once titular que ganó al Lealtad, pero  Carlos Pouso ya venía nombrando a Jerin Ramos como un medio centro defensivo con opciones de disfrutar de minutos bajo su mandato.


Tampoco tiene muchos más centrocampistas defensivos el entrenador racinguista, Jerin y Antonio Tomás, aunque otros se pueden adaptar al puesto.

El sábado mientras el técnico vasco charlaba al final del entrenamiento con Quique Rivero, el mediocentro del filial observaba la escena desde la banda. En ese momento se estaba cocinando el futuro plan del domingo. Pouso tenía claro que el césped de Les Caleyes invitaba más a lo físico que a lo técnico.

Jerin, que había quemado una traca curiosa en la primera vuelta jugando ante el Lealtad en El Sardinero logró expiar su pecado en Villaviciosa cuajando una gran actuación ante los asturianos.

Al acabar el partido Jerin recibió el cariño de la afición.
El futbolista de origen caboverdiano destacó en el centro del campo frenando las incursiones de la escuadra que entrena Roberto Aguirre. Estuvo contundente en la destrucción, fue agresivo y se vació en la entrega a lo largo de toda la parcela ancha en un partido de mucha brega. Robó balones y cuando tuvo el esférico en sus pies jugó con criterio tanto en los pases cortos como oxigenando el juego con pases largos… Un par de disparos desde fuera del área se le fueron muy desviados, pero también tuvo fuerzas para incorporarse al ataque y aprovechar los rechaces.

En la segunda mitad el jugador madrileño bajó bastante su rendimiento, como todo el equipo, y perdió más balones. Le pasó factura el esfuerzo y el ritmo, estuvo menos agresivo ya que tenía una cartulina amarilla y así se lo había pedido el entrenador.


En marzo Jerin firmó dos temporadas más con el Racing y comenzó a entrenar a diario con la primera plantilla. Es uno más. En el filial había demostrado ser una pieza importante para Moratón, aunque también ha tenido algún bache por motivos extradeportivos. Ahora parece ya muy centrado en su salto a un fútbol más profesional.

Jerin empezó a entrenar con el primer equipo a finales de septiembre y enseguida se ganó la confianza de Ángel Viadero, que le hizo debutar ante el Izarra en Estella. Jugó 21 minutos tras sustituir a Granero. El Racing empató a cero.

Viadero le dio otra oportunidad y jugó ante el Lealtad en El Sardinero (1-0). Entró en el minuto 59 sustituyendo a Antonio Tomás, como medio centro defensivo. Jerin estuvo muy nervioso y perdió varios balones en la media que pudieron costar muy caro… Fue un debut en casa desastroso. Ahora, una vuelta después y ante el mismo rival ha podio enmendar la plana.

Jerin Marcolino Ramos Santos había fichado en verano procedente de un Rayo Cantabria que salvó la categoría con apuros y que estuvo a punto de caer a la Preferente lastrado por los problemas extradeportivos. En principio el centrocampista estaba destinado a reforzar el Racing B, pero sus valedores en el club le veían facultades para el primer equipo.

El futbolista nacido en Madrid –con origen caboverdiano– el 14 de enero de 1996 es un jugador muy físico, aunque no exento de técnica.  A sus 21 años ha pasado por la cantera del Elche CF, el Lorquí –donde fue capitán– y el Málaga juvenil donde coincidió con el uruguayo Kuki Salazar, el hijo del exracinguista José Luis Zalazar. En 2015 jugó con los andaluces la Copa de Campeones de la categoría con los ocho mejores clubes nacionales de División de Honor juvenil. El Rayo Vallecano les apeó en el primer cruce.

En esta recta final del campeonato Jerin tendrá complicado volver a ganarse un hueco en el once, salvo en partidos que vayan a ser muy físicos, ya que la nómina de mediocentros es muy amplia en la plantilla. Esta jornada el Racing recibe al Osasuna Promesas en El Sardinero y Pouso recupera al sancionado Antonio Tomás como eje defensivo. Sergio Ruiz sufrió un pequeño esguince en el hombre y es duda, pero Granero comienza a entrenar esta semana con el grupo y siguen los Rivero y Cobo. Si están todos son seis futbolistas para dos o tres puestos, aunque Jerin se jugará el puesto de medio centro defensivo sobre todo con Antonio Tomás. El de Cartés, con 33 años, tiene más de cien partidos jugados en Primera División pero esta campaña las lesiones y sanciones no les han dejado alcanzar su mejor versión. Quizá el caboverdiano pueda entrar en la convocatoria ante los navarros o incluso mantenerse en el once.

No hay comentarios:

Publicar un comentario