domingo, 8 de abril de 2018

Lealtad 1 – Racing 2: Un lugar seguro



Les Caleyes es un santuario del racinguismo, un lugar seguro para poner un 2 en la quiniela cuando juega aquí el conjunto santanderino. El sitio idóneo para recargar pilas y celebrar fiestas, un paraíso para que el Racing rompa rachas negativas.

No hizo falta sacar las ortigas, Carlos Pouso por fin ganó a domicilio y la afición racinguista desplazada en masa un año más a Villaviciosa regresó satisfecha a casa, aunque con un marcador apretado de 1 a 2 y sin demasiadas florituras. Contentos, que no es poco.

“No ha sido como para sacar pecho”, recocía el técnico racinguista al acabar. El entrenador local, Roberto Aguirre, se quejaba del arbitraje y de un primer gol del partido con cierta dosis de polémica. Esa fue la clave del choque. Ese 0-1 fue demasiado golpe para un Lealtad que llegaba tocado en lo físico y en lo anímico… El simpático equipo asturiano tiene pie y medio en Tercera, el Caudal ya no lo está de manera matemática.

El Racing que había salido bien posicionado y llevando peligro en las contras, cogió desprevenido al Lealtad en el minuto 13. Dani Aquino puso el balón a Lázaro tras una buena acción y el madrileño marcó ante una zaga asturiana que se había quedado parada porque el auxiliar había levantado el banderín. Se quejaban los locales de un posible fuera de juego posicional de Heber, aunque ya no se pitan si no tiene influencia directa en la acción, y sobre todo de que el juez de línea les había despistado al señalarlo. El desconcierto les costó caro.


El gol y la forma en la que se produjo dejó hundido al Lealtad. Dani Aquino en el minuto 18 aprovechó un centro de Heber para anotar el segundo gol y en teoría finiquitar el duelo por la vía rápida... Algo inédito esta temporada.

El Racing tuvo alguna acción más para ampliar la renta y sobre todo se sentía muy cómodo sobre el terreno de juego, esperando al rival y saliendo en velocidad. En el minuto 31 Regalón evitó un tanto de Montero, que ya estaba presto a rematar a gol dentro del área. No todo era paz y amor. El balón lo tenía el Lealtad, pero el Racing generaba las aproximaciones más peligrosas, como un disparo lejano de Jerin que se fue muy desviado. El centrocampista de origen caboverdiano ocupó el lugar de Rivero en la media –Pouso había advertido el viernes de que si el campo no estaba muy bien podría realizar ese cambio dejando a Sergio Ruiz una labor más ofensiva en el doble pivote– y el ex del Rayo Cantabria cumplió con creces en esa labor de destrucción, especialmente en la primera parte.

Con el 0-2 se llegó al descanso. Los deberes estaban hechos y el cachopo medio comido. El Racing ofreció una pobre imagen en los segundos 45 minutos, pero lo importante era sumar los tres puntos. Al Lealtad le costaba mucho generar peligro y los cántabros aguardaban sus opciones a la contra mientras se iban escapando los minutos. Pouso llegó a pedir al finalizar el partido que se perdiera tiempo en un saque de esquina...


Al final, el conjunto maliayo logró recortar distancias en el minuto 72 con un tanto de Robert. Los cántabros pierden la intensidad con demasiada facilidad. Parecía que iba a tocar sufrir en exceso, pero el Racing solventó la papeleta son cierta solvencia y pocos infartos. Lázaro tuvo un buen remate que detuvo Javi Porrón y Juanjo estuvo a punto de marcar un golazo con un chut desde la frontal con rosca que se fue lamiendo el palo. El resultado fue justo y el Racing sigue teniendo un santuario en Les Caleyes. El conjunto montañés sigue cuarto en la tabla con cuatro equipos en cinco puntos entre la segunda y la quinta plaza de la clasificación. El liderato está casi imposible, pero del segundo puesto al quinto se abre un abanico de posibilidades.


Lealtad, 1: Javi Porrón, Omar, Edu Payá, Mendi, Alex Blanco, Héctor Galiano, Alex Cruz, Borja (Robert, 57), Montero (Chema Moreno, 57), Rodri y Jorge.

Racing, 2: Iván Crespo, Gándara, Julen, Regalón, Gonzalo, Jerin, Heber (Juanjo, 84), Sergio Ruiz, Borja Lázaro (Franco Acosta, 76), Dani Aquino y Pau Miguélez (Óscar Fernández, 66).

Goles: 0-1, minuto 12, Borja Lázaro; 0-2, minuto 18, Dani Aquino; 1-2, minuto 72, Robert.

Árbitro: Dirigió César Díez Cano (Comité castellano-leonés). Mostró tarjetas amarillas a Edu Payá, Montero, Héctor Galiano, Álex Cruz y Chema Moreno, y dos a Mendi (88), por parte local, y a Jerin y Julen, por parte visitante. Fue muy protestado por el equipo local.

Incidencias: Unos 2000 espectadores, aproximadamente 1.500 del Racing.

No hay comentarios:

Publicar un comentario