viernes, 6 de abril de 2018

Lealtad-Racing: Largo camino hacia la victoria


Carlos Pouso todavía no conoce la victoria a domicilio como entrenador del Racing y necesita tres puntos en Villaviciosa que confirmen que su equipo está caminando hacia delante y no retrocediendo pasos.

El camino para ganar lejos de El Sardinero está siendo demasiado largo para el técnico vasco que ha sufrido dos varapalos durísimos en Lezama y Lasesarre y dos decepciones con los empates en Tafalla y Burgos. Un bagaje muy pobre. “Ya toca, sí. Tenemos la oportunidad de romper la mala racha que llevamos a domicilio y estamos concienciados de que es el día para lograrlo. Nos va a acompañar mucha gente y toda nuestra energía y atención tiene que estar puesta en que nuestra afición regrese contenta”, aseguró Pouso. El central Gonzalo habló esta semana de afrontar el choque con la intensidad de uno de play-off.

Los dos filiales que están pugnando por entrar en la fase de ascenso, Real Sociedad B y Bilbao Athletic, juegan el sábado a las cinco. Los donostiarras reciben al Arenas y los leones juegan en casa del Amorebieta. El líder lo hará el domingo por la mañana, a las once y media, ante el Osasuna Promesas y el Mirandés a las cinco en Tudela. A las cinco y media comenzará el choque en Les Caleyes y a las seis lo hará el encuentro entre la UDL y el Gernika. Con tres puntos los racinguistas podría recortar diferencias o agrandarlas ya que seguro que no todos ganarán.


Pouso recurrirá a viejos planes para ganar, básicamente al 4-4-2 con extremos y juego más vertical que utilizaba Viadero. El problema es que los hombres de banda de los que dispone no están al 100%. El técnico deberá elegir entre Heber y Álex por la izquierda y Pau Miguélez y Óscar por la derecha, incluso con la opción de Acosta. Por lo visto durante la semana serán Heber y Pau los elegidos. Al nojeño no se le ha visto actuar habitualmente en esa posición por la diestra, pero el de Renedo no termina de volver a coger su mejor pico de forma. Las ausencias de Granero por lesión y Antonio Tomás y César Díaz por sanción reducen las opciones de Pouso. En defensas no hay duda de que seguirá apostando por lo mismo vista la mejoría de los últimos choques con Iván Crespo bajo palos y una línea de cuatro formada por Gurdiel, Gándara, Gonzalo y Julen. El doble pivote lo compondrán Sergio Ruiz y Quique Rivero, el primero más dedicado a la defensa, y el segundo más cerca del área rival. Heber y Pau podrían ser las bandas con Lázaro como delantero centro y Aquino a su aire. Armas suficientes para derrotar a un Lealtad que esta temporada no está siendo fuerte en Les Caleyes… El sistema puede cambiar a lo largo del partido una y mil veces con Pouso en el banquillo. Incluso no es descartable una sopresa en el once a última hora dependiendo del estado del terreno de juego.


El Racing ha ganado en sus dos visitas a Villaviciosa, siempre arropado por una gran cantidad de aficionados. El domingo habrá finalmente bastantes más de mil racinguistas en el campo… Y eso que los ánimos estaban alicaídos.

El rival está tocado en lo físico y en lo ánimos. Tendrá que afrontar tres partidos durísimos en ocho días y su objetivo es casi imposible. Tercero por la cola tiene la salvación a ocho puntos con 16 en juego, misma distancia que le separa de la promoción, puesto que ocupa el Izarra. Pouso alabó también al conjunto maliayo: “El miércoles no vi la diferencia entre un equipo de fase de ascenso y otro que está en descenso. El Lealtad es un conjunto entero, bien posicionado e intenso”.

El terreno de juego no estará en perfectas condiciones y las jugadas a balón parado pueden decidir la contienda tal y como ocurrió el miércoles en el partido aplazado entre Lealtad y Mirandés. Los burgaleses ganaron 0-1 aprovechando un saque de esquina.

El árbitro del choque es el burgalés César Díez Cano. Esta es su quinta temporada en 2ªB a sus 32 años. Esta misma temporada pitó en El Sardinero en los partidos ante el Arenas y el Leioa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario