Iván Ania: "Quiero un Racing ganador y ambicioso"


Buenas palabras y buenos propósitos. Iván Ania llega al banquillo del Racing con muchas ganas y eso que acaba de terminar la temporada con el Villanovense y que tendrá que esperar a mediados de agosto hasta que arranque un nuevo ejercicio.

El ovetense tiene carácter, juventud y ganas. “Sé al club que vengo y la historia que hay detrás de él. Sé cuál es el objetivo del Racing la próxima temporada y la exigencia que hay aquí; y me siento preparado y capacitado para ello. Y ojalá estemos el año que viene celebrando un ascenso”, aseguró Iván Ania.

El técnico ha entrenado las dos últimas campañas en Segunda B y quiere dotar al Racing precisamente de lo que adolecido esta temporada: “Lo primero que quiero imprimir al equipo es carácter, que sea ganador y ambicioso, que domine los partidos a través del balón. Y un equipo ganador y preparado para ser favorito», explicó.

Sobre su esquema de juego Ania prefirió no opinar: “El dibujo del sistema no es fijo, jugaremos de una manera u otra dependiendo de cómo se confeccione la plantilla y de las circunstancias que se vayan dando durante la temporada. Yo no tengo un esquema de juego ideal, lo único que me gusta es que mi equipo sea intenso y reconocible para todos”. Lo que sí aseguró es que habrá presión adelantada: “Pido siempre a todos los equipos que he entrenado que intenten jugar presionando arriba y dominen el partido y creo que casi siempre lo he conseguido. No es fácil tener que ganar todos los domingos, pero hay que intentarlo y para eso los jugadores tienen que estar preparados tanto física como mentalmente”.


Iván Ania firma por una temporada con opción a otra si logra el ascenso. Después de una buena campaña en el Villanovense contaba con ofertas de otros clubes y era uno de los entrenadores jóvenes con buen cartel. “En cuanto el Racing contactó conmigo, no miré más y dije que me iba para allá”. A lo largo de la próxima semana el club espera cerrar la incorporación de un preparador físico (Pablo Gutiérrez), entrenador de porteros (Fabián Fernández) y segundo entrenador (Mario Prieto). En el caso de este último su incorporación a tiempo completo es complicada ya que tiene un negocio de hostelería. Prieto fue centrocampista en varios equipos de Segunda B y jugó también en Segunda A con el Vecindario.

Cuando dirigía al Caudal perdió 2-3 en el Hermanos Antuña con muchos apuros de los visitantes y cayó en El Sardinero. “Recuerdo que el Racing era de los favoritos para ascender. Le vi como un equipo que ganaba los partidos, pero no los dominaba. Pero ese equipo no tiene nada que ver ni con la temporada que acaba de terminar ni con la próxima. Comparar al Racing de unas temporadas con otras no merece la pena”, indicó.

Iván Ania tiene claro que “el objetivo es claro y contundente: ascender. Si asciendes, cumples. Si no asciendes puede ser un fracaso, posiblemente, luego hay muchas circunstancias lesiones o variables con las que no cuentas al princopio de temporada. Hay que tratar de minimizar esas variables y dejar a la fortuna las menos cosas posibles siendo profesional en todas las parcelas. Esa es la mejor manera de predisponerse para lograr objetivos”.

Comentarios