viernes, 11 de mayo de 2018

Racing-Real Unión: Vacíos por dentro


El Racing-Real Unión, domingo a las seis de la tarde, no será un encuentro agradable, será un trago amargo para el racinguismo. Cicuta. Una despedida triste y bastante solitaria.

También se espera la peor entrada de la temporada y el palco estará sin presidente, algo que no ocurre desde el famoso plante de Copa. Ninguno de los cinco consejeros que dimitieron esta semana estarán en la zona noble. El lunes no se celebrará finalmente consejo de administración y los cambios en ese órgano quedan aplazados... Ahora no hay prisa. Los dueños, el Grupo Pitma, lo tienen claro.

La no clasificación para la fase de ascenso dejará vacía el alma racinguista por un tiempo. Luego llegarán los fichajes, arrancará la pretemporada, llegarán las primeras victorias y volverá la ilusión... Solamente queda levantarse.

Todavía queda un resquicio de esperanza, pero nadie cree en el milagro de que el Tudelano venza en Lezama. El conjunto santanderino tiene que ganar y esperar una señal divina. “Me preocupa que se ha hablado poco del partido, incluso nuestros propios chavales, dando por perdido el tema. Hay un partido y se lo debemos a nuestra gente y a nosotros mismos. Hay que estar enchufados. No me quiero poner en el escenario de estar en el césped sin crear ocasiones y que aparezca en el videomarcador un Bilbao Athletic 0 –Tudelano 1, entonces las espadas se pueden transformar en lanzas”, aseguraba Carlos Pouso.

El técnico racinguista contará con las bajas de Sergio, Antonio Tomás, Granero, Juanjo y Javi Gómez. “El equipo creo que va a estar motivado. Aquí no ha habido faltas de actitud, es un grupo profesional de la pera y tenemos una relación excelente, no ha habido el más mínimo roce. Cuando no se cumplen objetivos en todos los lados se hacen siempre los mismos comentarios. Es una semana de palos, pero hay que tener la hombría de aguantarlos. Así que espero que no piensen en capear el temporal, nos pueden dar la mayor pitada de la historia, pero eso hay que extrapolarlo, hacer un partido digno y ganar”, consideraba Pouso.


No habrá muchas sorpresas en el once titular. Iván Crespo ocupará la portería con Gándara y Julen en los lateral y Juan y Gonzalo en el centro de la zaga. La misma defensa que falló en Zubieta. En el medio estarán Jerin y Quique Rivero con Óscar y Heber en las bandas. Arriba Dani Aquino y el resucitado Borja Lázaro.

El Real Unión se juega menos todavía. Ya está salvado tras una temporada muy dura y llegará sin presión ninguna. En Irún se echa la vista atrás, pero porque mañana se cumple un siglo de la victoria del equipo fronterizo ganó la Copa al Madrid en la capital. De la gloria al barro de Segunda B hay un paso… O cien años.

En la primera vuelta el Racing vivió en el Stadium Gal uno de los pocos partidos cómodos a domicilio, 1-3. El equipo irundarra solamente ha ganado dos partidos lejos de casa y sumado tres empates. Un bagaje muy pobre.

Arbitrará la contienda el aragonés José Hugo López Puerta. Hago lo que haga se llevará menos pitos que el equipo local, algo extraño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario