martes, 26 de junio de 2018

Desde mi atalaya racinguista: "Fiesta de la limpieza"


Todavía retumban los bajos de la “fiesta de la limpieza” en las gradas desiertas de los Campos de Sport de El Sardinero. Unas gradas que ya tuvieron que aguantar varios bochornos estos últimos años, desde los gallos y la espantada de Enrique Iglesias a la espantada de los gallitos del vestuario.


Los vecinos, poco acostumbrados al barullo tras años de asistencia confidencial que de tanto en cuanto incluso dedicaba melódicos silbidos al equipo, esos pobres ciudadanos pensaron que llegaba el fin del mundo y llamaron a la policía como cuando ya se te hinchan las pelotas y tocas el timbre del vecino de abajo, que se cree que vive en Pachá y que no te abre... pues eso a las dos de madrugada.

La «fiesta de la limpieza» y la campaña de abonos «Criterio 0» han manchado la gestión pitmera del club. Una mácula para el recuerdo que guardaremos con cariño, sobre todo por las risas. Pronto otro borrón desde la Fundación, éste mucho menos gracioso, vendrá a ridiculizar la figura de uno de nuestros héroes más queridos. En la puerta del estadio. Para que los ajenos al lugar también vean que aquí, al estilo del Ronaldo del aeropuerto de Madeira, nos reímos de nuestras figuras y que el ultraje también se lleva en bronce. Con la diferencia de que la estatua de Ronaldo la retocaron y aquí todavía alguno saca pecho o seguirá insultado al respetable por su falta de sapiencia cultural. Que quede claro que aquí no se critica al artista. Hay asesinatos estéticos que van más allá de la simple y legítima discusión sobre gustos y colores.


También puede considerarse «crimen estético» la alineación de la zona noble de la disco…perdón del estadio. Gente cuyos nulos méritos profesionales o sociales han aupado hasta el primer anfiteatro. Gente que volverá al pozo cuando nosotros salgamos de él. Mientras tanto sube los bajos, niño, agarra la botella de Cutty Sark que aquí hemos venido a sumar, el resultado nos da igual.

Mr. Stone

Publicamos habitualmente las opiniones que nos envían, pero no necesariamente las compartimos. El racinguismo es libre de opinar sobre los diferentes proyectos del club.

No hay comentarios:

Publicar un comentario