¡Juanjo, Juanjo, Juanjo!


Nada más saltar al campo Juanjo Expósito un sector de los aficionados racinguistas comenzó a corear su nombre con cierta sorna.

Resultó un tanto cruel, pero nada a lo que no esté acostumbrado el ariete de Ontaneda desde sus tiempos de canterano imberbe. Nunca tuvo conexión con su propia afición ni después de 384 partidos como profesional.


Cuando erró en alguna acción o perdió alguna pelota se repitieron los cánticos y ovaciones exageradas. Fue un detalle feo. El futbolista estuvo con muchas ganas y trabajador, aunque bastante desafortunado… Lo habitual desde su regreso. Tuvo una buena intervención un poco más allá de la línea de medio campo, hizo una especie de media ruleta y abrió el esférico a banda. Estaba solo. Luego corrió al área para rematar, pero el balón no llegó. Iván Ania le quiere más de ‘9’ que de mediapunta, que es donde quería jugar el futbolista la temporada anterior.

La peña Juventudes Verdiblancas ha pedido respeto para el delantero cántabro para un jugador comprometido con el racinguismo desde su cuenta de Twitter oficial.



Aunque se especulaba con su salida del equipo, pese a tener un contrato de larga duración, el entrenador del Racing dejó claro al acabar el partido que cuenta con el de Ontaneda: “Es uno más de la plantilla. Está totalmente integrado como cualquier otro jugador y en principio no hay ninguna novedad respecto a su situación”.

El caso de Antonio Tomás es diferente y parece que sí habría opciones para que saliera de Racing. “Ahora mismo es jugador de la plantilla y ha disputado unos minutos, no sé qué pasará. Ha disputado unos minutos y ha estado bien, nos dio pausa y tranquilidad en el juego, no pierde el balón… En un futuro no sé lo que va a pasar. A veces las situaciones dan un giro. Él respira racinguismo, se crío aquí, y creo que ahora está aunque no sé lo que pasará. Estoy agradecido de su entrega y su comportamiento”, indicó el entrenador.

Una posible salida de Paulino Miguélez tampoco parece probable atendiendo a las palabras de Ania. Desde que llegó Lombardo el futbolista cántabro ha pasado a entrenar en banda derecha. “Siempre le orienté a banda derecha, es un jugador rápido y con desborde, a veces abusa del balón. En juveniles era el mejor y se iba fácil de todos por lo que tiene ciertos vicios que quiero corregir, pero en el uno contra uno tiene facilidad… Me parece que tiene muy buen nivel. La competencia es buena para el grupo”, explicó el asturiano. Lo que parece claro es que algún canterano que tenga complicado disponer de minutos podría salir cedido o incluso obtener la carta de libertad.

Comentarios