La suerte cambiante del sorteo de Copa


La nueva RFEF está haciendo buena a la anterior y eso que el listón estaba bajo tierra. En una chapuza de dimensiones siderales, a ritmo de David Guetta, la Ciudad del Fútbol de las Rozas vio dos sorteos de las primeras rondas coperas a causa de un error grave.

En la primera el Racing fue afortunado. Exento de la primera ronda se hubiese medido al ganador del UD Melilla-Real Jaén. En la segunda la suerte fue cambiante, como en la vida misma… El equipo cántabro no sólo tendrá que disputar la primera ronda sino que lo hará en Anduva ante su principal rival en el Grupo II: el Mirandés. Para colmo de males el encuentro copero se disputará tres días después de que el Racing visite Anduva en la fase regular… En Copa se enfrentan el 5 de septiembre y en Segunda B el día 2. Un arma de doble filo que beneficia a los locales.

Pero el sorteo fue todavía más cruel. Si el conjunto que entrena Iván Ania lograr eliminar a los rojillos tendrá que viajar muy lejos para la segunda ronda. Se mediría al ganador del UCAM Murcia-Ceuta el 12 de septiembre. Cualquiera de los dos desplazamientos son muy lejanos. A los universitarios les sigue entrenando el cántabro Pedro Munitis… Al menos ese hipotético choque tendría morbo. Se supone que esta dos primeras rondas emparejan a los clubes por "próximidad geográfica".

El extraño sorteo de Copa del Rey ha inclinado el camino para los racinguistas poniéndolo muy cuesta arriba, aunque desde el club se confía en realizar una gran actuación en esta competición y hacer algo de caja... Para eso deberán ganar a dos rivales duros lejos de El Sardinero como mínimo.

A la Gimnástica de Torrelavega el doble sorteo le salió mejor. En primera instancia el bombo les emparejó con un gallito y a domicilio: UD Logroñés. A la segunda también les cayó un rival riojano, pero mucho menos potente: el Calahorra. En segunda ronda se enfrentaban al ganador del duelo entre el Badalona y el Castellón... En el “re-sorteo” de esa segunda eliminatoria se medirán al vencedor del Castallón-Conquense en El Malecón.

Una Federación Española capaz de pagar a su presidente un sueldo de 160.000 euros fue incapaz de emitir en streaming el sorteo de las dos primeras rondas de la Copa del Rey. ¡Su propia competición! El evento comenzó las dos veces con retrasos importantes y fue un calamitoso ejercicio de oscurantismo y mal proceder. Desde varias cuentas en las redes sociales se advirtió el error en el primer sorteo –se incumplían las propias bases federativas ya que Unionistas y Teruel no podían quedar exentos de la primera ronda por ser equipos de Tercera la temporada pasada y ambos libraban de ese partido en ese primer calendario– y tardaron un buen rato en rectificar y anunciar la segunda tentativa… Tremendo y muy poco profesional. Un desastre sin paliativos.

Comentarios