La campaña de abonados no va tan bien


El Racing hacía ayer oficial la cifra de 6.341 abonos dispensados y lo calificaba de éxito, aunque no es oro todo lo que reluce.


La campaña de abonados de la temporada 2018/2019 está siendo un éxito relativo a falta de tres semanas para comenzar la competició. Incluso se podría hablar de pequeño fracaso tras una reducción de precios sin precedentes... Queda el repunte final para mejorar datos y aprovechar la corriente de ilusión en torno al nuevo proyecto deportivo.

Un solo dato ejemplifica bien que el ritmo de abonados no está siendo especialmente positivo. El verano pasado se despacharon en taquillas o vía web 231 abonos al día hasta esta fecha, pero este año solamente 138 diarios. Son 93 carnets al día menos… Una diferencia notable pese a la tremenda reducción de precios. La cuarta temporada consecutiva en Segunda B lastra bastante a los aficionados.



La visión oficial de la entidad es más optimista: “El ritmo de venta de carnets verdiblancos –se han dispensado 6.341, tanto en las taquillas de El Sardinero como a través de la página web oficial, refrenda el acierto del club cántabro con los ejes de la campaña de renovación y alta de abonos: la reducción notable de tarifas y la simplificación de modalidades”.

Entre los factores que condicionan la campaña de abonados destacan tres principalmente, que han hecho de este verano algo diferente.



No ha habido en la campaña la oferta de ‘pronto pago’ en las dos primeras semanas, aunque sí se ha podido ampliar el número de días con las taquillas funcionando de manera considerable. Ya llevan 46 por los 30 y 28 de las dos temporadas anteriores. Ese pequeño descuento motivaba a retirar el carnet antes y ahora muchos lo dejarán para última hora… Aunque los precios incluyan ya rebaja. A esto se añade la dificultad de aparcar en El Sardinero en julio a causa de las ferias y otros eventos. Tampoco ha habido muchos días de playa, pero es lógico pensar que la gente está disfrutando de sus vacaciones y pensar en el fútbol lo dejan para más adelante.

El llamado Carnet Racinguista, que equivale en parte al Carnet de Simpatizante de la campaña anterior, no permite acudir a todos los partidos, solamente a uno y acceden a una serie de descuentos, aunque con él sí se guarda el número de abonado por 20 euros. En parte, su proliferación ya la temporada pasada explica el motivo de ausencia de tantos abonados… No son todos los que figuran en la realidad y eso hace que la cifra actual pueda ser algo engañosa. Pese a todo, el Racing es uno de los clubes con más abonados de Segunda B, incluso sin contar a esos "simpatizantes" que pagan menos.

La reducción drástica de precios y las ofertas paralelas con la campaña de Abono 0 no parecen haber tenido un efecto llamada destacable hasta la fecha. Algo sorprendente si se tratase de cualquier otro tipo de negocio, pero el racinguismo está marcado por los resultados deportivos y otros factores… En los momentos bajos la cifra de seguidores, el núcleo duro, sigue siendo el mismo casi independientemente de precios u ofertas.

La bajada de los precios ha podido ayudar a retener abonados que no pensaban seguir acudiendo al estadio, algo que resulta positivo, pero parece que cuesta mucho "arañar" nuevos racinguistas en Cantabria. El éxito o el fracaso de la nueva política de abonados más agresiva se juzgará más adelante... Es pronto para saber cómo termina el balance.

Se ha intentado hacer algo diferente y todavía quedan unas cuantas semanas de un crecimiento importante en número de abonados, sobre todo si el Racing logra ganar y convencer en las dos primeras jornadas ligueras. 

Comentarios