viernes, 8 de abril de 2016

Un viaje al sur


El Racing partirá mañana sábado después del último entrenamiento de la semana, aproximadamente a las once y media de la mañana. Son aproximadamente 567 kilómetros de autobús, aunque no es el desplazamiento más largo de la fase regular, que han sido los dos de Vigo (Coruxo y Celta B). El domingo el Racing se enfrentará a un Cacereño, tercero por la cola, que se aferra la categoría con uñas y dientes. Un triunfo podría sacarles de la zona de descenso.

Durante la semana se ha hablado muy poco de un partido que presenta muchas dificultades para los cántabros, que sufren mucho como visitantes en terrenos de juego en malas condiciones y que tienen bajas significativas. “Es un partido trampa. Se dan todos los ingredientes para que te puedas confundir. Un viaje largo, un partido a las 12 de la mañana, rival que en la tabla no va bien, que viene de ganar su último encuentro y que va al límite… Es de las pocas posibilidad que les quedan para mantener la categoría y van a salir con el cuchillo. Además nosotros venimos de ganar cinco partidos consecutivos y todo esto son ingredientes para que se dé un accidente. Si eres capaz de anticiparlo y nos ponemos a su altura y competimos el partido espero que seamos capaces de ganar, el equipo está bien y ha entrenado bien. Si no nos confundimos y nos desviamos de lo que debemos hacer lo sacaremos adelante”, explicaba Pedro Munitis. De todas formas, el Racing tiene argumentos de sobra para sobreponerse a todo esto y sumar tres puntos.


La gran incógnita es si el entrenador del Barrio Pesquero podrá contar con Facundo Pumpido, lesionado del hombro. Munitis dijo que no es “ni optimista ni pesimista, hay que esperar. Hoy tenía mejores sensaciones, pero en ningún caso vamos a poner a un jugador en riesgo. Es un campo que te obliga a jugar más directo y es nuestro mejor futbolista para este estilo de juego, sin duda es un contratiempo pero siempre digo que si alguien no está será el momento para que otro jugador participe y dé la talla”. Al argentino le podría sustituir un futbolista de características opuestas: Mohamed Coulibaly. Tampoco podrá jugar el mediocentro Álvaro Peña por acumulación de tarjetas. Fede San Emeterio y Borja Granero han tenido molestias a lo largo de la semana, pero serán de la partida. Kamal es baja por un esguince por lo que Dani Rodríguez podría acompañar a Granero en el centro del campo entrando Artiles en la zona izquierda.

El Racing saltará al terreno de juego conociendo el resultado del choque entre el Lealtad y el Racing de Ferrol, que se juega el sábado a las cinco y media. Si los asturianos ganan o empatan la motivación será un gran aliciente porque la escuadra cántabra pasaría a depender de sí misma para ser campeona. Si ganan los gallegos podría suceder justo lo contrario, que al Racing le pudiese la presión y la obligación de ganar… Algo que pareció ocurrir en Burgos, cuando se supo que todos los rivales habían ganado sus encuentros.

El Príncipe Felipe registrará una buena entrada porque el club extremeño ha puesto precios populares, 10 y 5 euros, a mitad de precio para los abonados, que pueden retirar todas las entradas de acompañante que quieran. En lo que va de temporada nunca ha habido más de mil espectadores en un recinto que apenas ha sido reformado desde 1977. El estado del césped no es bueno, aunque ha mejorado un poco esta semana después de ser abonado. El problema es de hace años y más profundo, tiene un drenaje muy malo y un fondo arcilloso. Hace cuatro años cifraron el arreglo del terreno de juego en unos 300.000 euros y medio millón más para lavar la cara del estadio. Rasear el balón no suele ser una buena opción en el Príncipe Felipe. Ningún equipo visitante ha marcado más de dos goles esta temporada. Hace dos jornadas el Racing de Ferrol sufrió más de la cuenta para vencer en Cáceres. Poco tendrá que ver el duelo con el 4-0 de los Campos de Sport de El Sardinero. Los locales han ganado seis partidos, empatado cuatro y perdido otros seis en su campo en lo que va de campaña.

La única baja que tiene Ángel Marcos es la de José Collado, el ex delantero canario de la Gimnástica. Una ausencia por lesión sensible para un equipo que padece un problema principal: la falta de gol. 21 tantos en 32 encuentros es un lastre complicado de remontar. La defensa del Racing no recibe un gol en las últimos tres partidos, así que el ataque extremeño lo tendrá difícil para superar a Óscar Santiago.

El colegiado del partido es el sevillano, de origen extremeño, Antonio Santos Pargaña. Un árbitro al que persigue la polémica. Habrá pocos aficionados cántabros en el estadio, ya que se reservan para el masivo desplazamiento a Villaviciosa, pero no faltará representación de una hinchada muy viajera especialmente de la comunidad montañesa en Madrid. El choque se podrá seguir a través de la web de la televisión autonómica extremeña y también en el Canal Extremadura Satélite, que es uno de los que ofrece ONO en Cantabria.

1 comentario:

  1. Sé que el fútbol. Me temo que es: es una creencia. Creo que ellos creen que la tecnología detrás de sus compañeros de equipo creen en Dios de respetar al pie de la fortuna de fútbol.

    ResponderEliminar