lunes, 29 de enero de 2018

Las colas en las taquillas de El Sardinero


Hubo más de 12.000 aficionados en los Campos de Sport de El Sardinero, que respondieron a la llamada del racinguismo en un partido complicado. Dos horas antes de que comenzara el encuentro ante el Sporting ya había formada una larga cola en las taquillas del estadio.



La mayoría eran aficionados muy jóvenes y niños y niñas de colegios de la región. Una auténtica lástima que se llevaran la decepción de la derrota. Será complicado volverles a enganchar para otro encuentro decisivo.

Al final algunas de las puertas del recinto tuvieron que abrirse para que entrada la gente sin utilizar el lector electrónico de los carnets de abonados para agilizar el acceso de todos los aficionados. Con esos lectores el proceso se hace muy lento cuando hay una gran asistencia. Nada que ver con los tornos obligatorios en la LFP.


La lentitud a la hora de despachar las entradas debido a la falta de personal hizo que se estuviesen despachando boletos casi hasta el final de la primera parte. La gente dejó para el final la promoción de las invitaciones para niños y entradas a mitad de precio para abonados y no se dio abasto. La cola llegó hasta la zona de la Tribuna Norte junto a la rotonda Galicia. Un descontrol que seguramente se pueda volver a repetir en los últimos partidos de la fase regular y durante la fase de ascenso si no se pone remedio. El aparcamiento de los vehículos también fue una vez más otro problema a la hora de acceder al estadio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario