El Bueno, el Feo y el Malo del Trofeo de la Galleta



El Racing se trajo para Santander otro Trofeo de la Galleta y la sensación de ser capaz de ganar a cualquier rival, aunque sea sufriendo. Desgranamos algunos detalles que nos dejó el choque ante la Cultural Leonesa en Aguilar de Campoo con nuestra sección de ‘El Bueno, el Feo y el Malo’.

El bueno
A Jon Ander le dieron el galardón como mejor jugador del partido. No hay discusión, fue el protagonista de la película. El vitoriano marcó un gol y generó muchísimo peligro con su movilidad. Hubo otros futbolistas destacados: Sergio Ruiz no falla en el centro del campo, el canterano Musy forzó el penalti decisivo, César Díaz le puso mucha verticalidad; Iván Crespo su parada salvadora, Cejudo un regate sensacional… Y las galletas de Aguilar de Campoo, esas no deben faltar nunca. En la puerta del Complejo Deportivo Alberto Fernández –en paz descanse el mítico ciclista– regalaban a todos los aficionados un paquete de galletas a elegir. Todo un detalle.

En la localidad palentina –eso dicen las absurdas fronteras– se trata muy bien a los racinguistas. Ojalá se invite siempre al Racing… De momento, la escuadra santanderina lleva cinco triunfos en seis participaciones. El Burgos ha ganado ocho, contando las que ha conseguido la entidad refundada. El Racing debe superarles y ser el auténtico Rey de la Galleta… Aunque galleta, como tortazo, sería no ascender esta campaña. Lo demás ya sabemos lo que es.


El feo
Aunque generó ocasiones al Racing le costó hacer goles, normal. La efectividad en el fútbol es la cuadratura de la galleta redonda. Enfrente había un rival poderoso y el césped no estaba para grandes alardes de juego combinativo. Peor pinta tiene lo de los errores puntuales y garrafales en la línea defensiva. Al Racing le hacen gol o peligro con muy poco. Una frivolité sacando el balón jugado de Aitor Buñuel –soberbio el resto del encuentro- costó el gol del empate y otro fallo clamoroso de Julen casi supone otro tanto. Cuidado con los despistes y los riesgos innecesarios... En el fútbol hay que dominar las áreas y regalos... Los justos.

El malo
Nos habíamos ilusionado con Enzo Lombardo y es un chico muy joven. Hay que darle tiempo… Se le notó cansado de la pretemporada y firmó un partido horrendo. No hay que olvidar que viene de la Tercera División de Mallorca, su marcador se le comió con patatas. La banda izquierda racinguista se convirtió en un coladero y Julen Castañeda, que venía cumpliendo como casi siempre,  se sumergió en una espiral de problemas. Cualquier escribano comete un borrón.

Tampoco tuvo su tarde Zárraga, que encajó un gol nada más saltar al campo, aunque poco podía hacer para evitarlo… Se le ve muy verde, pero es muy joven y el suplente de Crespo. Hay que poner un malo, pero es pretemporada y poca importancia tiene… Lo mejor es ver al equipo navegando en buena dirección con alternativas para todo y mucho margen de mejora. En realidad, lo malo del partido ante la Cultural es que no se sumen ya tres puntos habiéndolo ganado.

Fran Díez


P.D: Recomendable la visita a la exposición de Las Edades del Hombre de Aguilar, curiosamente costaba lo mismo que el fútbol, cinco euros.

Comentarios